Viernes, 20.10.2017 - 11:33 h

Diego Costa, otro jugador con billete de ida y vuelta: ¿son rentables estos fichajes?

El delantero regresa al Atlético de Madrid por 55 millones de euros más variables después de que se marchara al Chelsea en 2014 por 38.

Este verano, Jesús Navas regresó al Sevilla y Lucas Pérez al Deportivo. Y hay más ejemplos como Aspas y el Celta o Cesc y el Barcelona.

1-3. Diego Costa le da la victoria a un Atlético que no fue superior

Los traspasos millonarios protagonizan cada mercado de fichajes, e incluso como ahora, cuando la ventana de traspasos ya está cerrada. El Atlético de Madrid ha anunciado el regreso de Diego Costa a la disciplina rojiblanca poco más de tres años después de que se marchara al Chelsea, aunque no podrá jugar hasta el mes de enero.

Simeone contará con el delantero hispanobrasileño después de que el Atlético haya acordado con el Chelsea el traspaso en 55 millones de euros más variables. Una cifra bastante superior a la que pagó el equipo inglés en 2014, que fue de 38 millones de euros. Algo cuanto menos curioso, ya que el jugador tiene más kilómetros y años en sus piernas y lleva más de tres meses inactivo.

No es la primera vez que Diego Costa regresa a su 'casa'. El Atlético lo cedió al Celta de Vigo, al Albacete, al y al Rayo Vallecano, e incluso lo traspasó al Valladolid con una opción de recompra que después ejecutó. Entonces le salió bien, ya que en dos años ganó una Liga, una Copa del Rey y dos Supercopas de Europa. Además, marcó 55 goles. Cifras que le sirvieron para marcharse al Chelsea, donde anotó 59 goles en 120 partidos y conquistó dos veces la Premier y una Capital One.

Este verano regresaron Jesús Navas al Sevilla y Vitolo a Las Palmas, aunque éste en enero vestirá de rojiblanco. ¿Cómo le saldrá de nuevo la apuesta al Atlético? En la Liga se han dado ejemplos dispares. 

Iago Aspas, un beneficio de 5 millones para el Celta

Iago Aspas regresó al Celta en el verano de 2015 después de no tener suerte tanto en Liverpool como en Sevilla. El airete de Moaña, considerado como uno de los mejores jugadores que ha salido de Vigo en los últimos años, se marchó al conjunto inglés por 10,8 millones de euros en el verano de 2013 después de sobresalir con el conjunto vigués, donde marcó 50 tantos en los 152 partidos que jugó antes de ponerse la camiseta red.

Tras disputar 15 partidos y anotar un gol en Anfield, el delantero volvió a España para recalar en Sevilla por 6 millones de euros. A las órdenes de un Unai Emery, con el que tuvo problemas, jugó 25 partidos y anotó 10 goles. Así, tras su vuelta al conjunto vigués ha mostrado su mejor nivel e incluso ha debutado y marcado con la selección. Ha vuelto a tener ofertas sobre la mesa, pero ha decidido que por el momento no se mueve de Vigo.

Cesc Fábregas, el Barça y la Premier

El canterano del Barcelona ha dado varias vueltas durante su carrera. Se crió en La Masía, pero pronto se marchó a la Premier League. Tan solo tenía 16 años, pero llegó a convertirse en el capitán del Arsenal. Su gran labor le sirvió para que Pep Guardiola se fijara en él y el Barcelona pagó unos 30 millones de euros.

Jugó tres temporadas en LaLiga y logró todos los títulos posibles salvo la Champions League. Nunca llegó a ser un fijo en el esquema y vivió a la sombra de Xavi o Iniesta en el centro del campo y de Messi cuando jugaba más adelantado. En 2014 regresó a la Premier, esta vez al Chelsea por 35 millones de euros.

Joaquín, capitán del Betis

Es un veterano del fútbol pero sólo en apariencia. Porque entre aquel extremo que salió del Betis en el año 2006 por 25 millones y el que llegara al Villamarín en 2015 no dista tanto. Durante su etapa en el Valencia su valor de mercado bajó pero a las órdenes de Pellegrini en el Málaga aprendió a ser trascendente por la zona central y eso ha hecho su carrera más duradera.

Jugó unas semifinales de la Champions League y después fichó por la Fiorentina, donde estuvo dos temporadas y llegó a unas semifinales de UEFA. Pero su idea era regresar al conjunto verdiblanco y lo logró en 2015. Desde entonces ha vuelto a jugar a un gran nivel y sigue siendo un hombre importante para Quique Setién.

Reyes, volvió a ganar títulos como capitán del Sevilla

La carrera de Reyes guarda cierta semejanza con la de Joaquín. Salieron jóvenes de su club de toda la vida (el del Sevilla se marchó al Arsenal por 20 millones) y volvieron a su club cuando todavía estaban a gran nivel.

Tras salir del Arsenal y no rendir como se esperaba en el Real Madrid, la aparición de Quique Sánchez Flores supuso un punto de inflexión en su carrera. A las órdenes del técnico madrileño sobresalió en el Atlético de Madrid y volvió a un Sevilla, que lo vendió por 25 y lo recuperó por 22 millones menos. El verano pasado volvió a marcharse a las órdenes de Quique Sánchez Flores, esta vez al Espanyol.

Filipe y Torres, Atlético y Chelsea

Filipe Luis no se crió en la cantera del Atlético de Madrid pero siempre ha mostrado pleitesía por un equipo donde se ha convertido en uno de los mejores laterales zurdos del mundo. El conjunto rojiblanco lo compró el año 2010 por 12 millones de euros, lo vendió al Chelsea por 20 millones en 2014 y lo volvió a comprar en 2015 por 16 tras pasar un año aciago a las órdenes de Mourinho. 

Distinto es el caso de un Fernando Torres que se marchó en 2007 al Liverpool por 38 millones de euros. Ocho años después, el conjunto rojiblanco logró su cesión a coste cero (pagando una parte de su ficha) después de que vistiera las camisetas del Chelsea y el Milan. Su nivel no es tan excelso como en antaño pero ha conseguido superar la barrera de los 100 goles con la camiseta rojiblanca.

Ahora en portada

Comentarios