Miércoles, 24.04.2019 - 05:05 h

El argentino Acciari, una promesa que el Deportivo incumplió

Meses después de que el Deportivo cayera en las semifinales de la Liga de Campeones ante el Oporto de José Mourinho en 2004 e iniciara su decadencia, su presidente, Augusto César Lendoiro, hizo una promesa que no ha podido cumplir, el fichaje de un futbolista argentino que entonces militaba en el Murcia y que ahora defiende la camiseta del Elche, José Luis Acciari, con el que se reencontrará el domingo.

Carlos Alberto Fernández

La Coruña, 15 nov.- Meses después de que el Deportivo cayera en las semifinales de la Liga de Campeones ante el Oporto de José Mourinho en 2004 e iniciara su decadencia, su presidente, Augusto César Lendoiro, hizo una promesa que no ha podido cumplir, el fichaje de un futbolista argentino que entonces militaba en el Murcia y que ahora defiende la camiseta del Elche, José Luis Acciari, con el que se reencontrará el domingo.

Aquel verano de 2004, con Javier Irureta al frente de la plantilla, el Deportivo, que se había clasificado por quinta temporada consecutiva para jugar la Liga de Campeones, intentó sin éxito fichar a José Luis Acciari (San Miguel, Argentina, 29 de noviembre de 1978) para reforzar el centro del campo, pero el plazo para hacer incorporaciones finalizó y el club coruñés no pudo concretar la operación.

A principios de septiembre de aquel año, el presidente blanquiazul ofreció una comparecencia ante los medios de comunicación para pedir respeto hacia la plantilla que tenía el club a pesar de que no había caras nuevas en el grupo.

Recordó Lendoiro que el Deportivo había estado "a un paso de ser campeón de Europa" la temporada anterior y presumió de que era el "sexto equipo del continente".

El mandatario blanquiazul añadió que se estaban transmitiendo "unos sentimientos de pesimismo y tristeza propios de una liquidación por derribo" y apuntó que tenía una plantilla valorada en 171,2 millones de euros.

"No somos técnicos, pero tampoco tontos, y me da pena leer lo que se escribe sobre esta plantilla y sobre las posibilidades que tiene", espetó Lendoiro.

Había pesimismo en el deportivismo porque mientras sus rivales se habían reforzado, el club coruñés solo se había movido en el mercado para intentar fichar a Acciari y ni siquiera lo había conseguido.

Desmintió Lendoiro que aquel fichaje se frustrara por cuestiones económicas y puso al Murcia en el centro de la diana cuando dijo que había un "acuerdo verbal" entre los clubes que no llegó a buen puerto porque los murcianos no encontraron sustituto para Acciari.

"Ha sido una pena que no se cerrara su contratación tal y como estaba prevista, porque estaba cerrada de palabra", comentó antes de hacer una promesa que no ha podido cumplir: aseguró que el centrocampista acabaría siendo jugador del Deportivo.

"No sé cuando, pero lo será", anunció Lendoiro el 2 de septiembre de 2004 antes de apuntar que el fichaje de Acciari podía producirse en el mercado de invierno.

No llegó entonces al Deportivo y tampoco lo ha hecho después el futbolista argentino, que siguió en el Murcia, después fue cedido al Córdoba y recaló en el Elche en la temporada 2008-09.

El equipo coruñés inició, con aquel fichaje frustrado, su decadencia, acabó la etapa de Javier Irureta como técnico y no ha vuelto a clasificarse para la Liga de Campeones (aunque sí llegó a jugar en Europa) y el pasado mes de mayo descendió a Segunda División.

El destino ha querido que Acciari y el Deportivo se reencuentren el próximo domingo en el Martínez Valero, donde los coruñeses, tras haber ganado el 'derbi' gallego (2-1), se enfrentarán al Elche en la decimocuarta jornada de Segunda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios