Viernes, 14.12.2018 - 23:55 h

El Club Deportivo Español, 55 años de supervivencia en el fútbol argentino

En el modesto barrio de Bajo Flores de Buenos Aires sobrevive el Deportivo Español, un club con 55 años de recorrido marcados por los títulos, los ascensos, los descensos, una quiebra institucional en plena crisis y un resurgir de la nada que tratan ahora de consolidar, no sin dificultades.

Álvaro Vivar

Buenos Aires, 15 jul.- En el modesto barrio de Bajo Flores de Buenos Aires sobrevive el Deportivo Español, un club con 55 años de recorrido marcados por los títulos, los ascensos, los descensos, una quiebra institucional en plena crisis y un resurgir de la nada que tratan ahora de consolidar, no sin dificultades.

El club más español de Argentina, fundado por inmigrantes llegados en 1956 en la zona de la Mezquita, busca recuperar su fuerza social y su sitio en el fútbol argentino pese a sufrir esta temporada el descenso a la Primera C (el equivalente a la tercera división española), la categoría más baja en la que ha militado desde que se fundó nació.

Sin más recursos que su historia, su pasado por la máxima categoría del fútbol del país, sus partidos con los grandes de Argentina, su gran estadio y sus raíces españolas, el Club Deportivo Español se marca este año el ascenso de la mano de José "Pumas" Rodríguez, ex delantero del Betis, y parte de la historia de esta entidad.

Otros como el portero Pedro Catalano, el uruguayo José Batista y más recientemente Sergio Zanetti, hermano del internacional y jugador del Inter, Javier, Federico Basavilbaso, ex del Tenerife, o Gustavo Campangolo, que defendió fugazmente la portería del Valencia, también vistieron los colores de la bandera española en Argentina.

El exseleccionador argentino Carlos Salvador Bilardo fue uno de los protagonistas de la historia del único club que entre 1961 y 1965) le permitió compaginar los estudios con el fútbol. Fue campeón con la camiseta roja y amarilla en sus inicios como futbolista.

Diez años después de su fundación el Deportivo Español logró el ascenso a la máxima categoría. No la mantuvo, pero se fue armando hasta vivir su época dorada entre el 1984 y 1998, cuando alcanzó cerca de 20.000 socios y una fuerza a nivel social similar a la de los grandes clubes de Buenos Aires.

Sin embargo, la crisis económica que sacudió a Argentina en 2001 tocó de lleno al Deportivo Español, que entró a partir de aquel momento en una situación crítica de la que aún hoy, diez años después, trata de escapar.

El Deportivo Español quebró en junio de 2003 y durante tres años perdió masa social y pasó a jugar sus partidos más importantes en los juzgados. Peleó para conservar el nombre de la entidad y perdió parte de los terrenos de la ciudad deportiva, que hoy pertenecen a la Policía.

Pese a todas estas contrariedades, el club, como todo tipo de esfuerzos, se refundó. Para ello contó con el apoyo de su hinchada y aún hoy conserva un hueco en los medios de comunicación argentinos, en especial en la radio local "Furia Española", que nunca dejó de retransmitir los partidos del Deportivo Español, así como de informar de la actualidad del fútbol español.

El Club Deportivo Español arrancará la competición el próximo 6 de agosto y jugará sus partidos como local en el "Estadio España", con capacidad nada menos que para 32.500 espectadores, una cifra que muchos clubes de superior categoría enviarían.

El estadio se encuentra pintado con la bandera española y el toro que se muestra por los propios hinchas del equipo, que ante la mala situación económica del club no han tenido otra posibilidades.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios