Domingo, 18.11.2018 - 03:34 h

El Deportivo Paraguayo, sede Albirroja en Buenos Aires

La nutrida colonia de paraguayos en Buenos Aires tiene en la sede del Deportivo Paraguayo un lugar donde soñar con su selección, clasificada para la gran final de la Copa América 2011 del domingo que se disputará en el Monumental de River.

Buenos Aires, 22 jul.- La nutrida colonia de paraguayos en Buenos Aires tiene en la sede del Deportivo Paraguayo un lugar donde soñar con su selección, clasificada para la gran final de la Copa América 2011 del domingo que se disputará en el Monumental de River.

Una enorme bandera roja, blanca y azul preside la fachada del Deportivo Paraguayo los días de partido, que hasta ahora han sido cinco a la espera de la final del domingo, ocasión que aprovecharán para volver a llenar la sede.

Es como un estadio con televisor y con la posibilidad de comer en buena compañía en una marea de camisetas de la selección, de banderas y de bufandas. Todo allí es albirrojo.

No faltan los tambores en una noche que empieza con el respeto solemne al himno y sigue con unos cánticos de apoyo que se entremezclan con el sufrimiento de cada partido, incluida las prórrogas de cuartos y semifinales.

Nelson Haedo Valdez, delantero del Hércules de Alicante, es uno de los jugadores más aclamados, aunque es el nombre del país "Paraguay, Paraguay...y "la albirró, la albirró..." los cánticos más repetidos mientras juega la selección.

Hasta ahora, la fiesta ha terminado en el Obelisco, donde las aficiones han ido celebrando los respectivos triunfos de su selección, el mismo escenario al que esperan acudir el próximo domingo desde la sede del Deportivo Paraguayo.

La hinchada paraguaya no ha podido aún disfrutar de un triunfo de su equipo, pero sí de emocionantes tandas de penaltis, siempre resueltas a favor gracias a Justo Villar, el nuevo portero del Estudiantes de La Plata.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios