Domingo, 22.10.2017 - 08:33 h

El seleccionador checo se muestra satisfecho por el empate ante Brasil

Port Said (Egipto).- El entrenador checo, Jakub Dovalil, se mostró satisfecho por el resultado de su equipo ante Brasil y aseguró que, para un país pequeño como el suyo, en un choque de este nivel la única receta es concentrarse en la defensa.

0-0. Brasil se desinfla y empata ante los checos en un partido muy disputado
0-0. Brasil se desinfla y empata ante los checos en un partido muy disputado

Port Said (Egipto).- El entrenador checo, Jakub Dovalil, se mostró satisfecho por el resultado de su equipo ante Brasil y aseguró que, para un país pequeño como el suyo, en un choque de este nivel la única receta es concentrarse en la defensa.

Así de realista se mostró el seleccionador ante los periodistas después del partido en el que su equipo empató a cero con Brasil, considerado el favorito del Mundial sub'20 que se disputa en Egipto.

"Brasil es mucho mejor que nosotros y tiene jugadores más profesionales", aseguró Dovalil, quien subrayó que sus rivales intentaron ganar, mientras que ellos se centraron en "frenar su ataque".

En su opinión, esta estrategia de "defender y esperar" es "la única forma de jugar de un país pequeño como la República Checa ante Brasil".

Su objetivo es pasar a octavos de final, pero todo dependerá del último partido de la fase de grupos que la selección checa disputará contra Costa Rica el próximo sábado.

Port Said (Egipto).- El entrenador checo, Jakub Dovalil, se mostró satisfecho por el resultado de su equipo ante Brasil y aseguró que, para un país pequeño como el suyo, en un choque de este nivel la única receta es concentrarse en la defensa.

Así de realista se mostró el seleccionador ante los periodistas después del partido en el que su equipo empató a cero con Brasil, considerado el favorito del Mundial sub'20 que se disputa en Egipto.

"Brasil es mucho mejor que nosotros y tiene jugadores más profesionales", aseguró Dovalil, quien subrayó que sus rivales intentaron ganar, mientras que ellos se centraron en "frenar su ataque".

En su opinión, esta estrategia de "defender y esperar" es "la única forma de jugar de un país pequeño como la República Checa ante Brasil".

Su objetivo es pasar a octavos de final, pero todo dependerá del último partido de la fase de grupos que la selección checa disputará contra Costa Rica el próximo sábado.

Ahora en portada

Comentarios