Jueves, 05.12.2019 - 13:16 h
Los grandes suelen dar prioridad a otros torneos

¿Es rentable la Copa del Rey?

Incluso ganar el segundo título más prestigioso de nuestro país puede llegar a ser una ruina para equipos como el Real Madrid o el Barcelona.

Real Madrid v Barcelona - Copa del Rey Final
Real Madrid v Barcelona - Copa del Rey Final

En los últimos años, la Copa del Rey se ha convertido en un título menor, que ha perdido valor para los principales equipos de nuestro país. Ha pasado de ser una competición venerada a convertirse en algo parecido a un torneo veraniego.

Hay que recordar que la Copa del Rey es el torneo más antiguo que se disputa en España y llegó a tener un prestigio que sobrepasaba fronteras. Sin embargo, el protagonismo de la Liga, los cambios del sistema de competición y el poco atractivo de los premios han ocasionado que 'el torneo del K.O', como se le conoce, quede en un segundo plano para la mayoría de los clubes de nuestro fútbol.

El calendario, los premios y el sistema, los mayores problemas para la mayoría

Si hablamos de los equipo de Primera División que juegan en Europa como el Real Madrid o el Barcelona, jugar la Copa del Rey sólo supone aumentar su palmarés y su prestigio. Para otros clubes de la máxima categoría como el Valencia, Atlético de Madrid, Villareal, Getafe o Racing de Santander puede suponer más reconocimiento e ilusión, pero económicamente no es nada atractivo teniendo en cuenta que sus objetivos durante la temporada son otros.  

Nunca ganar la Copa del Rey

El premio, que oscila en torno al millón de euros, no cumple en la mayoría de los casos las primas que deben pagar los clubes a los futbolistas por lograr el título. Si a ello le sumamos los desplazamientos y la poca repercusión mediática que tiene antes de llegar a cuartos de final, podemos hablar de un mal negocio para los equipos de Primera.

Los clubes de Segunda División tienen los mismos problemas que sus hermanos mayores, incluso más. Ellos comienzan en la competición en segunda ronda, donde también juegan equipos de Segunda B y Tercera. Un aliciente poco propicio para jugadores y aficionados. Las televisiones no ven rentable esos partidos y en la mayoría de los casos, salvo excepciones, ni siquiera se televisan. El pasado año incluso un enfrentamiento entre dos 'primeras', el Osasuna y el Deportivo de la Coruña, de dieciseisavos de final, no llegó a retransmitirse.   

Los equipos semiprofesionales en busca del 'Gordo de Navidad'

Quizás los clubes de Segunda B y de Tercera sean los más beneficiados, pero no siempre. Si pensamos en equipos como el Novelda, Toledo, Alicante, Alavés, Real Unión o Alcorcón podemos hablar de la Copa del Rey como un torneo muy fructífero para sus arcas y sobre todo para su imagen. Todos ellos tienen en común haber eliminado en los últimos años al Real Madrid o al Barcelona. Sus jugadores se convirtieron por unos días en héroes y sus presidentes se flotaron las manos con lo recaudado.

Pero no siempre toca el "Gordo" y otros equipos se tienen que conformar con rivales de menor tirón mediático. En el mejor de los casos, los clubes de categoría semiprofesional llegan a inyectar unos miles de euros en sus maltrechas arcas, pero lo habitual es que la disputa de la Copa del Rey sea un gasto casi inasumible por los clubes modestos.

Todo ello sin hablar de los verdaderos protagonistas, los jugadores. Los entrenadores deben hacer, en muchas ocasiones, malabares para evitar que sus futbolistas acumulen muchos minutos y así poder evitar lesiones, porque su verdadero objetivo no se juega los miércoles sino los domingos. 

La final, uno de los platos fuertes de la temporada

Aunque los datos mediáticos que arroja la Copa del Rey hasta la final son más que discretos, la última final fue la más vista de la historia. Una media de casi 13 millones de espectadores vieron como el Real Madrid ganaba al Barcelona. Lo que supone, según un estudio realizado por Prime Time Sport, unos ingresos para la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de una cantidad que rondaría los 15 millones de euros.

Esta misma consultora incluso propone a la RFEF cinco pautas para hacer una Copa del Rey más atractiva.

1. Revisar el sistema de competición.

2. Diseñar un nuevo trofeo más atractivo y apropiado, que además sirva de marca/logotipo del torneo.

3. Aumentar premios para los ganadores.

4. Identificar un patrocinador estable que promocione constantemente el torneo.

5. Aumentar el valor de la Supercopa para que tenga mayor interés clasificarse a través de la victoria en la Copa del Rey.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING