Martes, 10.12.2019 - 03:24 h

Jaén-Atlético: Gabi, un buen samaritano en la senda de Fowler, Di Canio y Klose

  • El jugador del Atlético pide al árbitro que no expulse a Daniel Torres, del Jaén, en el partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey (0-3).
  • Su gesto, un ejemplo de juego limpio, le sitúa junto a otros futbolistas que realizaron acciones similares como Fowler, Di Canio y Klose.
Club Atletico de Madrid v CA Osasuna - La Liga

Gabriel Fernández 'Gabi' dio una lección de deportividad en el Nuevo Estadio de la Victoria. El fútbolista del Atlético de Madrid demostró que el juego limpio también tiene su hueco en un deporte como el fútbol donde abundan más los teatreros y los profesionales del engaño, o al menos destacan mucho más que los futbolistas honrados. Todo sucedió entre el minuto 25 y el 27 de la primera parte del partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey que enfrentaba al equipo rojiblanco con el Jaén, de Segunda B.

Un disparo de Diego Costa fue cortado con la mano dentro del área por el futbolista local Daniel Torres. El árbitro Delgado Ferreiro pitó penalti y recibió el acoso de los compañeros del infractor, que querían evitar la expulsión del central, o que no señalase penalti, pero también de un jugador del conjunto visitante.

Varias veces, Gabi pidió al colegiado que no expulsase al futbolista del conjunto jienense aunque la acción era merecedora de tarjeta roja porque cortó con la mano un disparo que iba a puerta. Delgado Ferreiro no se apiadó ni siquiera ante el gesto de 'fair play' del jugador del Atlético y expulsó a Daniel Torres. Diego Costa marcaría a continuación desde el punto de penalti y el Jaén se quedó por detrás del marcador y con un hombre menos. Al final, el choque acabó 0-3.

Lo normal en un caso como éste es que el futbolista del equipo beneficiado pida al árbitro la expulsión del rival para sacar más ventaja, y por eso destaca el gesto de Gabi. Otros futbolistas han protagonizado acciones similares que fueron consideradas en su momento un ejemplo de juego limpio y aplaudidas por todos.

En un Arsenal-Liverpool en 1997, Robbie Fowler cayó ante la salida del portero David Seaman. El árbitro pitó un penalti que no existió a pesar de que el atacante del Liverpool le dijo al árbitro que no había existido la infracción. Fowler falló el penalti, o loparó Seaman, y luego otro 'red', Jason McAteer, marcó gol al coger el rechace.

Otro jugador que protagonizó una bella acción fue el polémico Paolo Di Canio, que recibió un premio Fair Play por su gesto. En un partido entre el West Ham, su equipo, y el Everton, el portero rival, Paul Gerrard, se lesionó, y el futbolista italiano atrapó el balón con la mano en vez de buscar el remate cuando recibió el pase de un compañero. Todo para que atendiesen al guardameta lesionado, que estaba en un lateral al borde del área.

La honradez también llevó al delantero alemán Miroslav Klose a reconocer al árbitro que había marcado un gol con la mano en un duelo entre el Nápoles y el Lazio. El colegiado no había visto la acción del ariete, pero éste decidió confesar la trampa y evitar que el tanto subiese al marcador, que iba empate a cero.

Gabi, con esta acción, ha dado un ejemplo de deportividad. Otro futbolista que recientemente hizo algo parecido fue Iker Casillas. El portero de la selección española le pidió al árbitro que diese por terminada la final de la Eurocopa 2012. España ganaba 4-0 a Italia y Casillas pidió "respeto" para el rival.

Sigue @jorgekosky

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING