Domingo, 18.11.2018 - 20:27 h

La verdadera historia por la que Di Stéfano no jugó en el Barça y sí en el Real Madrid

  • Cuando ambos clubes se interesaron por el jugador, en 1952, la ficha de este estaba en disputa entre el argentino River Plate, su propietario legítimo, y el colombiano Millonarios.
  • Cada club cedió los derechos a Barcelona y Real Madrid respectivamente, creando un conflicto solucionado salomónicamente por la RFEF.
Di Stéfano posa junto a Kubala con la camiseta del Barcelona

Leyenda del Real Madrid por excelencia, la historia del genio argentino Alfredo Di Stéfano, fallecido recientemente, podría haber sido muy diferente si, como todo parecía indicar en su momento, hubiera recalado en las filas del eterno rival, Barcelona, que lo pretendía.

El conflicto por el fichaje de la estrella argentina, que llegó a España para fichar por el Barcelona y terminó vistiendo de blanco, sigue siendo hoy en día fuente de polémica y discusiones entre ambas aficiones.

Cuando ambos clubes se interesaron por el jugador, en 1952, la ficha de este estaba en disputa entre el argentino River Plate, su propietario legítimo, y el colombiano Millonarios, un club no reconocido por la FIFA adonde se había fugado Di Stéfano en 1949.

Para solucionar este conflicto, la FIFA decidió que la ficha del argentino perteneciera a Millonarios hasta finales de 1954 y entonces volviera a River Plate.

En una liosa negociación a cuatro bandas, el FC Barcelona acordó el traspaso con River Plate y el jugador se desplazó en verano boreal de 1953 a la ciudad catalana y, según el club barcelonés, llegó a enfundarse la camiseta azulgrana como muestra una foto colgada en su web.

Pero el Barça no llegó a comprar los derechos de Millonarios, que acabó vendiendo sus derechos al Real Madrid, creando un conflicto que aún alimenta la rivalidad entre madrileños y catalanes.

Con el jugador instalado en Barcelona pero sin poder jugar, la Federación española de fútbol tomó una decisión salomónica pero insólita: Di Stéfano jugaría temporadas alternas en Real Madrid y Barcelona durante los siguientes cuatro años.

El club catalán aceptó en un principio la medida pero unas semanas más tarde renunció a sus servicios y vendieron sus derechos al eterno rival. "Eso fue una humillación para el Barça. Se pusieron todas las trabas del mundo para que el Barça no pudiera fichar a Di Stéfano cuando había seguido el conducto reglamentario negociando con River Plate, su legítimo propietario", dice Jordi Finestres, periodista y coautor del libro "El caso Di Stéfano".

"El Barça comandado por el húngaro Ladislao Kubala (estrella europea del momento) lo estaba ganando todo y el Real Madrid no ganaba una Liga desde 1933. Un Barça con Kubala y Di Stéfano asustaba mucho a la España centralista y franquista de la época", dice Finestres.

Para Alfredo Relaño, director del diario deportivo madrileño As y estudioso del asunto, "todo es una creación de finales de 1970". "Es un tema muy confuso y es muy fácil dar la versión que el Barça compró a Di Stéfano a su propietario legal, River Plate, y Franco decidió que se lo quedara el Real Madrid. Pero esa visión de que el franquismo persiguió al Barça es mentira", afirma. "Franco no estaría tan interesado en favorecer al Madrid cuando no ganó ni un solo campeonato hasta la llegada de Di Stéfano", añade.

Intervenciones políticas y polémicas a parte, lo cierto es que con la 'Saeta Rubia', los blancos ganaron ocho Ligas y cinco Copas de Europa consecutivas y se convirtieron en el club más laureado de Europa. Mientas, en Barcelona permanece la eterna duda: ¿qué hubiera pasado si Di Stéfano se hubiera enfundado la camiseta azulgrana?

Ahora en Portada 

Comentarios