Viernes, 20.10.2017 - 11:22 h

Laporta reconoce que semanalmente recibe amenazas de muerte

Barcelona.- El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha asegurado hoy que semanalmente recibe amenazas de personas anónimas que a través de mensajes en su móvil le aseguran que le cortarán "la cabeza y las piernas", y que se trata de gente "retorcida".

Barcelona.- El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha asegurado hoy que semanalmente recibe amenazas de personas anónimas que a través de mensajes en su móvil le aseguran que le cortarán "la cabeza y las piernas", y que se trata de gente "retorcida".

El mandatario azulgrana se refirió a la tensión que suele ir asociada con el cargo de presidente del Barcelona y explicó que ha vivido en sus carnes la angustia por la actuación de gente que ha querido secuestrar a sus hijos y que amenazó a su familia.

"El Barça tiene mucha repercusión. Hay muchos intereses cruzados. Uno es un posible candidato a la presidencia y sufre situaciones inverosímiles, de todo tipo. Yo, como presidente del Barça, he sufrido amenazas contra mis hijos y a mi familia. Tengo mensajes prácticamente semanales de amenazas de que me cortarán la cabeza, los brazos y las piernas. Estaría ya descuartizado si se hubiesen ejecutado estas amenazas", relató.

"No es fácil ni quiero frivolizar. Pero aquí existen determinados intereses y hay mucha gente retorcida. Hay criminales que hacen este tipo de amenazas y que te dicen que te descuartizarán. No es sencillo porque en la vida normal no pasa. Sólo si ejerces una representación, como la del Barça", añadió.

El presidente barcelonista asistió este mediodía a la conferencia inaugural del curso académico en la Facultad de Comunicación Blanquerna, de la Univerdad Ramon Llull, en Barcelona, donde congregó a centenares de estudiantes, a quienes permitió un turno de preguntas al final de su conferencia, no así a los informadores.

Cuando los estudiantes le sondearon acerca de algunos reproches que había realizado contra un sector de los medios, a los que tachó de vivir aún "en la caverna", Laporta se despachó a gusto.

"En mi experiencia con los medios me he encontrado con grandes profesionales en líneas generales y también con profesionales de la manipulación y algunos que tienen una excesiva equidistancia, que para mí son cobardicas. Por eso reclamo gente con coraje", manifestó.

"Algunos sectores nos tienen ganas, porque estamos en el mejor momento de nuestra historia, y no descubro nada si digo que provienen de la caverna mediática españolista. Esto está clarísimo. Nos tienen muchas ganas. A mí especialmente, porque tengo la máxima representatividad del club, y como me gusta decir lo que pienso y argumentarlo, esto provoca que algunos que no piensan como yo ejerzan la intolerancia", añadió.

Al hilo de esta denuncia, Laporta volvió a arremeter con esos medios que considera retrógrados: "Sólo tenéis que ver la prensa deportiva que proviene de esta caverna, y algunos no deportivos. Es evidente que existe una estrategia para ir desprestigiando, para perjudicar que el Barça está viviendo el mejor momento de su historia. Hay gente que vive en la caverna, que no tolera que los catalanes nos proyectemos".

El máximo mandatario del club azulgrana se definió como una persona que siempre se ha mojado y que ha denunciado "lo que no me satisface, para intentar entender lo que está pasando".

Por ello, lanzó una llamada a los optimistas, ante lo que él considera que es una victoria del derrotismo. "No hay que caer nunca en el juego oportunista de los pesimistas. Desgraciadamente está lleno de pesimistas. Hay realista, pero acaban cayendo hacia la banda de los pesimistas. No caed en este juego, porque es el juego de los pesimistas; es mucho más fácil destruir que construir, os lo puedo asegurar", emplazó a los futuros periodistas.

"En el mundo que vivimos hay que empezar a ser valiente. Soñamos con otra política, con nuevos horizontes. Tampoco quisiera que cayeseis en el juego de los profesionales de la manipulación, que son pocos, pero también existen. Ni en el juego de aquellos que son profesionales de la excesiva equidistancia. Con esto, lo que os estoy pidiendo que seáis valientes. Existe diferencia entre ser valiente y temerario", ha concluyó.

Barcelona.- El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha asegurado hoy que semanalmente recibe amenazas de personas anónimas que a través de mensajes en su móvil le aseguran que le cortarán "la cabeza y las piernas", y que se trata de gente "retorcida".

El mandatario azulgrana se refirió a la tensión que suele ir asociada con el cargo de presidente del Barcelona y explicó que ha vivido en sus carnes la angustia por la actuación de gente que ha querido secuestrar a sus hijos y que amenazó a su familia.

"El Barça tiene mucha repercusión. Hay muchos intereses cruzados. Uno es un posible candidato a la presidencia y sufre situaciones inverosímiles, de todo tipo. Yo, como presidente del Barça, he sufrido amenazas contra mis hijos y a mi familia. Tengo mensajes prácticamente semanales de amenazas de que me cortarán la cabeza, los brazos y las piernas. Estaría ya descuartizado si se hubiesen ejecutado estas amenazas", relató.

"No es fácil ni quiero frivolizar. Pero aquí existen determinados intereses y hay mucha gente retorcida. Hay criminales que hacen este tipo de amenazas y que te dicen que te descuartizarán. No es sencillo porque en la vida normal no pasa. Sólo si ejerces una representación, como la del Barça", añadió.

El presidente barcelonista asistió este mediodía a la conferencia inaugural del curso académico en la Facultad de Comunicación Blanquerna, de la Univerdad Ramon Llull, en Barcelona, donde congregó a centenares de estudiantes, a quienes permitió un turno de preguntas al final de su conferencia, no así a los informadores.

Cuando los estudiantes le sondearon acerca de algunos reproches que había realizado contra un sector de los medios, a los que tachó de vivir aún "en la caverna", Laporta se despachó a gusto.

"En mi experiencia con los medios me he encontrado con grandes profesionales en líneas generales y también con profesionales de la manipulación y algunos que tienen una excesiva equidistancia, que para mí son cobardicas. Por eso reclamo gente con coraje", manifestó.

"Algunos sectores nos tienen ganas, porque estamos en el mejor momento de nuestra historia, y no descubro nada si digo que provienen de la caverna mediática españolista. Esto está clarísimo. Nos tienen muchas ganas. A mí especialmente, porque tengo la máxima representatividad del club, y como me gusta decir lo que pienso y argumentarlo, esto provoca que algunos que no piensan como yo ejerzan la intolerancia", añadió.

Al hilo de esta denuncia, Laporta volvió a arremeter con esos medios que considera retrógrados: "Sólo tenéis que ver la prensa deportiva que proviene de esta caverna, y algunos no deportivos. Es evidente que existe una estrategia para ir desprestigiando, para perjudicar que el Barça está viviendo el mejor momento de su historia. Hay gente que vive en la caverna, que no tolera que los catalanes nos proyectemos".

El máximo mandatario del club azulgrana se definió como una persona que siempre se ha mojado y que ha denunciado "lo que no me satisface, para intentar entender lo que está pasando".

Por ello, lanzó una llamada a los optimistas, ante lo que él considera que es una victoria del derrotismo. "No hay que caer nunca en el juego oportunista de los pesimistas. Desgraciadamente está lleno de pesimistas. Hay realista, pero acaban cayendo hacia la banda de los pesimistas. No caed en este juego, porque es el juego de los pesimistas; es mucho más fácil destruir que construir, os lo puedo asegurar", emplazó a los futuros periodistas.

"En el mundo que vivimos hay que empezar a ser valiente. Soñamos con otra política, con nuevos horizontes. Tampoco quisiera que cayeseis en el juego de los profesionales de la manipulación, que son pocos, pero también existen. Ni en el juego de aquellos que son profesionales de la excesiva equidistancia. Con esto, lo que os estoy pidiendo que seáis valientes. Existe diferencia entre ser valiente y temerario", ha concluyó.

Ahora en portada

Comentarios