Viernes, 18.10.2019 - 16:49 h

Milan 1-1 Barcelona: Robinho y Messi firman la paz en San Siro

  • El intercambio de golpes en el inicio del partido dio paso al tedio de la segunda mitad.
  • Ambos equipos se conformaron con un punto que reconforta sus ideas, el Barça sigue líder del grupo y el Milan sigue en crecimiento.

San Siro fue testigo de un partido marcado por el respeto que mantuvieron ambos equipos. El Milan empezó con ganas y se adelantó pronto en el marcador, pero Messi igualó la contienda y con el paso de los minutos decidieron firmar la paz.

El Barça tardó 10 minutos en llegar a San Siro. Cuando quiso darse cuenta Kaká había realizado las mejores acciones en las últimas temporadas, el colegiado había anulado un gol a Muntari y Robinho había marcado el primero.

El brasileño le 'robó' la cartera a Mascherano, se marchó por velocidad de Piqué y realizó una gran pared con Kaká para batir a Valdés por bajo. La dupla brasileña era la única que funcionaba en San Siro.

Los azulgranas tenían una empanada mental que recordaba a la de la temporada pasada, cuando perdió 2-0 en la ida de los octavos de final y tuvo que realizar una remontada antalógica en el Camp Nou.

Entonces los hombres de Martino despertaron tímidamente el Barça y comenzaron a combinar con más velocidad y lo más importante, con gente por delante del balón y no por detrás como en los primeros minutos.

El Milan decidió echarse atras y el que igualó las fuerzas, aún sin merecerlo, fue Messi. El argentino recibió un pase de Iniesta que le dejó en ventaja ante Constant, al que rompió por dentro y chutó al fondo de las mallas.

El Milan salió muy dolorido del intercambio de golpes. Había hecho mucho más, pero el marcador estaba igualado. Así que decidió planterse en la frontal de su área con una línea de cindo hombres, otra de cuatro y Robinho para las contras.

La posesión por entonces ya era zulgrana y primero Alexis, tras un buen pase de Xavi, y después Neymar con una volea que rozó el palo, pudieron poner en ventaja al Barça antes del descanso.

El inicio de la segunda mitad fue bien diferente. El Barça comenzó mucho más presionante, el partido más eléctrico y las ocasiones se sucedían en ambas porterías. Robinho falló clamorósamente cuando estaba solo para marcar el segundo e Iniesta erró con la puntera desde el corazón del área.Balotelli, más leña al fuego

San Siro enloqueció con la entrada del italiano al campo, que sustituyó a un cansado Robinho. Balotelli puso más chispa en el ataque del Milan y pronto estuvo a punto de marcar. Constant chutó de lejos y el '45', con la caña preparada, no llegó por centímetros. La respuesta la puso Adriano, que falló en el área pequeña mientras San Siro enmudecía.

El intecambio de sustos terminó por tranquilizar los ánimos de ambos equipos, que parecían contentarse con el empate. Solo Muntari disfrutó de una ocasión, pero su remate en semi-fallo lo atrapó Valdés sin problemas.

Messi, Neymar y Alexis apenas aparecieron y solo el argentino terminó el partido. Pedro disfrutó de unos minutos y Cesc adelantó unos metros para aumentar la posesión de balón azulgrana.

El Barça superó su primera prueba de la semana con un empate que le permite seguir líder del grupo y ya piensa en el Clásico del Camp Nou.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios