Domingo, 17.12.2017 - 07:24 h

Song se salvó de la muerte gracias a su perro y dice que llegó a hablar con su padre fallecido

Rigobert Song sufrió un derrame cerebral y su perro avisó al casero, que alarmado se acercó a la casa y llamó a una ambulancia.

El exjugador camerunés pasó varias semanas en coma y recuerda que "mientras estaba en coma vi a mi padre, que murió cuando yo tenía 9 años. Y me dijo: "¿Qué haces ahí? ¡Ven!".

Song se salvó de la muerte gracias a su perro

Rigobert Song, exfutbolista camerunés que jugó en equipos como el Liverpool o el Metz y ganó el Oro olímpico en Sydney 2000, estuvo al borde de la muerte el pasado mes de octubre. Sufrió un infarto en su casa de Yaoundé y no murió debido a un golpe de suerte y a su perro.

Dos meses después de salir del coma ha concedido una entrevista a L'Equipe en la que recuerda los momentos previos al derrame cerebral: "Estaba viendo la tele, me sentí fatigado, caí de lado y por suerte no me tragué la lengua. Había dejado la puerta abierta porque esperaba una visita. Si la hubiese dejado cerrada estaría muerto. El perro empezó a ladrar tan fuerte que mi casero alarmado, vino y llamó a una ambulancia. Fue un milagro, mi perro evitó que muriera de forma fulminante", cuenta.

Todavía tiene tres dedos que apenas puede mover, se ha cortado el pelo y ha perdido varios kilos. Song afrotna una nueva vida mientras continúa recuperándose de las lesiones en París junto a su amigo Bernard Tchoutang, que está con él desde el primer día. "Al principio, no podía entrar en la habitación estaba tan mal que no le podía ver con tantas 'tuberías', me quedé en el pasillo", relata el amigo.

El jugador fue trasladado en helicóptero desde Yaoundé a París y recibió un tratamiento que le permitió salvar su vidad: "Cuando desperté del coma pesaba solo 60 kilos. Increíble para un tío tan grande como yo. He recuperado cinco kilos y estoy mejorando día a día por la rehabilitación",  recuerda.

Rigobert Song no se encontraba bien en las horas anteriores al derrame y rememora lo que vivió al estar en el hospital: "Entonces, empezó la oscuridad. Mientras estaba en coma vi a mi padre, que murió cuando yo tenía 9 años. Y me dijo: "¿Qué haces ahí? ¡Ven!".

Ahora en portada

Comentarios