Domingo, 15.07.2018 - 23:13 h

Suárez despierta al Barça y salva un punto polémico (1-1) ante un Betis extraordinario

El Betis se hizo con el control del partido desde el minuto uno y obtuvo premio con un gol de Álex Alegría tras un error de Ter Stegen.    

El Barça solo despertó tras el tanto rival y Suárez salvó los muebles en el 89'. El árbitro no concedió un gol fantasma legal al Barça que levantó la ira del barcelonismo.

Te interesa leer: El árbitro se equivocó y no concedió al Barça un gol fantasma legal

Suárez despierta al Barça y salva un punto (1-1) ante un Betis extraordinario

El Barcelona ha frenado sus aspiraciones en La Liga en el Benito Villamarín. Quizás fue el horario vespertino o quizás el sol de Sevilla, pero los de Luis Enrique tardaron 35 minutos en entrar en el partido ante un Betis arrollador que fue de menos a más y no dio opción a sus rivales en la segunda mitad. Marcó Álex Alegría tras un error de Ter Stegen y Rubén Castro perdonó el 2-0. El Barça, al que no se le concedió un gol fantasma legal, salvó los muebles gracias a un tanto de Suárez sobre la bocina. 

En uno de los peores partidos del Barcelona esta temporada, el Betis se adelantó en el minuto 75 de Alex Alegría. Los azulgranas lograron empatar con un gol de Suárez tras un pase de Lionel Messi (90).

Fue el 16º tanto del uruguayo, máximo realizador del campeonato con un tanto de ventaja sobre su compañero argentino.

El final del partido estuvo marcado por una acción anterior, cuando el defensa argelino del Betis Aissa Mandi despejó un balón que había superado completamente la línea de gol (76). El árbitro no vio la acción y provocó la ira del barcelonismo, que criticó la jugada tras el encuentro.Jugadores y aficionados cargan contra el árbitro

Mandi sacó la pelota bajo palos. En la repetición se pudo ver cómo el cuero traspasó completamente la línea de gol, por lo que el tanto tendría que haber subido al marcador. 

El despeje de un defensa del Betis hacia su propia portería no admite dudas. El Barça tendría que haber sumado otro gol más en su marcador, pero es que además en la misma jugada, Neymar sufrió un agarrón en el área que debería haber sido penalti.

El propio brasileño se encargó de recordar en las redes sociales la acción, riéndose de la decisión del colegiado de no señalar la pena máxima.

Luis Enrique mantuvo en zona mixta el discurso de querer ayudar a los árbitros mediante la implantación de la tecnología, pero después de que el entrevistador le dijese que "pareció gol" la acción polémica de Mandi, no pudo reprimirse. "¿Parece? Qué gracioso…Que tú que lo has visto digas que ‘parece’…yo he visto una foto y es clarísimo", indicó el técnico asturiano.

Luis Suárez se sumó a las críticas. "Creo que la primera acción es la que veo más clara; el balón está un metro dentro. Los árbitros están para hacer su trabajo, nosotros no estamos para justificarles y lo que tenemos que hacer es seguir trabajando para seguir en este camino", señaló en declaraciones a beIN Sports tras el encuentro. 

Toni Freixa, exdirectivo del Barcelona tiró de sarcasmo en Twitter asegurando que "los árbitros favorecen a los grandes" y calificó la actuación del cuarto arbitral de "escándalo".Los árbitros favorecen a los grandes— Toni Freixa (@tonifreixa) 29 de enero de 2017

A l'escàndol arbitral els mitjans de sempre li diuen "ha habido de todo"— Toni Freixa (@tonifreixa) 29 de enero de 2017

"Escándalo" y "pésimo árbitro" en los medios catalanes

Los dos diarios deportivos catalanes, Mundo Deportivo y Sport, calificaron la actuación de Hernández Hernández como "escándalo" y "atraco" llamando al propio árbitro "pésimo".

"¡Atraco en el Villamarín!", afirma el Sport. "Otro arbitraje escandaloso impide la victoria del Barça", corrobora el Mundo Deportivo. 

Suárez despierta al Barça y salva un punto polémico (1-1) ante un Betis extraordinario

Ahora en portada

Comentarios