Lunes, 20.11.2017 - 23:46 h

Medalla de plata a las chicas de oro del periodismo deportivo

Si les pidiera que pusieran una cara al deporte femenino en el telediario de TVE probablemente dirían María Escario. Si cerraran los ojos y les pidiera una voz al patinaje o a la gimnasia dirían Paloma del Río y si les pidiera un rostro cálido, fiable, una voz profunda en Antena 3 y TVE enseguida contestarían Olga Viza. Tres profesionales que han recibido la medalla de plata al mérito deportivo y que, aunque son las chicas de oro del periodismo, siguen trabajando con la misma ilusión que hace más de 25 años. ¿Les apetece conocerlas un poco más?

María Escario, Olga Viza y Paloma del Río, junto a la Infanta Cristina

-  Periodistas y mujeres, ¿una combinación complicada?

Olga Viza: "He tenido la suerte, y no es mérito mío, de estar rodeada de gente inteligente. Presiento que si tuviera que empezar ahora sería más complicado. Entré a trabajar con 19 años sustituyendo a Mercedes Milá. Lo del periodismo deportivo fue por casualidad porque yo quería ser corresponsal de guerra. Mi primeros Juegos fueron en Los Ángeles, en el 84, hacía de todo, maquillaba a Jesús Álvarez, llevaba cafés, cubría cualquier deporte… Y fue un privilegio".

María Escario: "Los medios siguen gobernados por hombres y tenemos que conseguir nuestro sitio e igualdad de condiciones y lo tenemos que hacer con la cabeza, no sólo con la belleza. Hay que pelear con dignidad para conseguirlo. Fuimos las que abrimos el camino a las chicas en el periodismo deportivo y ahora cada vez hay más mujeres en esto y en otros ámbitos".

Paloma Del Río: "Nos ha costado mucho trabajo demostrar que la mujer puede hacer este trabajo tan dignamente como un hombre e incluso mejor y puede parecer un comentario machista. Conseguir cosas en esta sociedad es complicado y en deportes más, sobre todo desempeñar un cargo directivo. Desde mi puesto, como directora de programas deportivos, he conseguido que aumentemos un 33 por ciento la información de deporte femenino y estoy muy orgullosa de darle ese impulso".

- Lo difícil es mantenerse durante tantos años y con la fuerza que ha llegado la nueva generación de chicas que se dedican al periodismo deportivo…

Paloma: "Ahora se mira más lo superficial. Cuando sales de la Facultad con 22 años no tienes la capacidad ni la experiencia, no dominas el mundillo, ni tienes los contactos. Las dan la oportunidad porque son guapas, pero tendrán que aprovechar esas oportunidades y demostrar que valen. Es curioso porque en el periodismo deportivo anglosajón se buscan maduros porque dan más credibilidad, tienen más solvencia. En España está pasando lo contrario: se busca más al jovencito…"

Olga: "Nunca depende de ti. Lo bueno es que te mantengas bien contigo mismo, con las mismas ganas, con la misma curiosidad, humildad. Lo importante no es el continente sino el contenido. No hay que quedarse en la superficialidad. Además, ahora hay mucha información. Antes tenías que saber más que la audiencia. Ahora, mucho más que la audiencia".

María: "Me mantengo en imagen porque también me ha ayudado mucho el material amable que trato, el deporte. Supongo que la gente se ha acostumbrado a verme, que se fían de mí, que piensan que soy honesta y es lo que intento ser en la vida y en pantalla".

- Contadnos una de las miles de anécdotas que os han sucedido en el casi cuarto de siglo que lleváis dedicadas al mundo del deporte...

María: "La entrevista a Su Majestad el Rey en bañador y camiseta en la Copa del Rey de vela en el 89. Y, claro, el protagonismo en los premios Príncipes de Asturias cuando los Príncipes se saludaron. Quería estar al lado de Letizia como compañera porque sabía que era un momento especial para ella y estaba nerviosa y salí más en la tele que en toda mi vida".

Paloma: "Durante las retransmisiones de los campeonatos de gimnasia y de patinaje tengo que utilizar mis "armas" para poder comer e ir al baño sin que el espectador se entere… Son muchas horas en directo. La gente no sabe que lloro con el himno como una niña".

Olga: "A María Escario y a mí siempre nos confunden y la muy zorra, ponlo así, la muy zorra, se aprovecha en situaciones complicadas. Si quita una plaza de parking, por ejemplo, dice que es Olga Viza".

Ahora en portada

Comentarios