Iker Martínez (Telefónica): "Hemos demostrado otras veces que podemos luchar"

  • El 'Telefónica' de Iker Martínez sigue siendo el líder de la general de la Volvo Ocean Race ante el inicio de la séptima etapa, el domingo en Miami, y el patrón español recuerda que todavía tienen una ligera ventaja y sus tripulantes "han demostrado otras veces su capacidad para recuperarse de las adversidades y seguir luchando hasta el final".

Miami (Estados Unidos), 16 may.- El 'Telefónica' de Iker Martínez sigue siendo el líder de la general de la Volvo Ocean Race ante el inicio de la séptima etapa, el domingo en Miami, y el patrón español recuerda que todavía tienen una ligera ventaja y sus tripulantes "han demostrado otras veces su capacidad para recuperarse de las adversidades y seguir luchando hasta el final".

"La sexta etapa no fue buena para nosotros, es algo que no se puede negar", ha reconocido el campeón del mundo. "Aún pudo haber sido mucho peor; incluso podríamos haber perdido el liderato de la general y eso hubiera sido un gran golpe".

"Estamos en una situación en la que a todo el mundo le encantaría estar. Seguimos siendo el líder, con un buen equipo y un gran barco; por eso creo que tenemos una buena oportunidad para poder ganar esta séptima etapa", añadió.

El incuestionable liderato del 'Telefónica' tras su victoria en las tres primera etapas se ha reducido a una diferencia de sólo 17 puntos entre los cuatro primeros clasificados de la general en las tres siguientes.

En estos momentos sigue líder con 164 puntos, seguido a sólo 11 puntos por el 'Groupama' francés de Franck Cammas, vencedor de la cuarta etapa y su rival más directo.

La tercera posición del podio la ocupa el 'Camper' (RCN Palma) hispano-neozelandés de Chris Nicholson a 14 puntos del liderato, y a cuatro del barco francés, pero que aún no ha logrado una victoria de etapa y está amenazado por la remontada del 'Puma' estadounidense de Ken Read, vencedor de la quinta y sexta etapas y que, a 17 puntos del líder, está a sólo tres del podio.

Esto significa que, a partir de ahora cada punto puede ser decisivo hasta el final para dirimir el vencedor de esta edición cuando restan sólo tres etapas y cuatro regatas costeras puntuables y aún restan en juego 114 puntos como máximo.

Desde que rompió el mástil en la primera etapa y se vio obligado a abandonar, la progresión del 'Puma' ha sido imparable y sus dos triunfos consecutivos ha dado al equipo estadounidense una gran moral.

"No terminar la primera etapa representó un duro golpe para nosotros y tardamos en recuperarnos. Ahora la situación no es la misma ya que aspiramos a estar siempre quisimos: en el podio y con la suficiente puntuación para aspirar a ganar la carrera", ha señalado Red Read, patrón del barco.

La séptima etapa de la Volvo Ocean Race comenzará el próximo domingo en aguas de Miami (Estados Unidos) y tiene como meta Lisboa (Portugal).

Mostrar comentarios