Islandia, la Selección cuyos jugadores causan sensación en el Mundial de Rusia

  • Han saltado a la palestra tras empatar contra Argentina en su debut en el Mundial, lo que ha aumentado la popularidad de sus jugadores.
Islandia
Islandia
EFE

El pasado sábado, Hannes Thór Halldórsson cometió la gesta de su vida al parar un penalti a Leo Messi en un Mundial. El portero de la Selección de Islandia firmó la mejor actuación de su vida en el partido que les enfrentaba a Argentina y que acabó con empate a uno en el marcador. Si bien este hombre de 34 años sabe bastante del mundo de la actuación, pero en este caso detrás de las cámaras.

Halldórsson era conocido en su país antes de jugar al fútbol, al que llegó ya con 27 años, por su profesión como director y productor de cine. La mayor parte de su carrera ha estado en el sector de la publicidad televisiva, de ahí que se haya encargado de rodar el spot de Islandia para el Mundial de Rusia, titulado 'Saman' (Juntos) y que está promovido por Coca-Cola.

Si bien también se encargó de filmar el vídeoclip de la canción que presentó Islandia al Festival de Eurovisión de 2012, 'Never Forget', que fue elegido el mejor del certamen musical. Igualmente, ese año también se encargó de dirigir el documental 'Nuestros jugadores'. Pero en 2014 decidió dejar la cámara de lado y tomarse en serio su carrera en el fútbol, deporte que siempre había considerado un hobby. Ahora su nombre ha dado la vuelta al mundo por parar un penalti al considerado por muchos el mejor jugador de todos los tiempos.

Islandia
El portero de la Selección de Islandia, Hannes Halldórsson / EFE

Pero Halldórsson no es el único protagonista de esta selección que ya se ha ganado el cariño y el respeto de medio mundo en su primera participación en este torneo. A pesar de que es su cara más visible, hay otros jugadores que están convirtiendo a Islandia en la sensación del Mundial de Rusia.

De 40.000 a 500.000 seguidores por media hora de partido

El pasado sábado otro futbolista islandés acaparó los focos, sobre todo los de las redes sociales. En el minuto 63 del partido frente a Argentina saltaba al campo un desconocido Rúrik Gíslason, un jugador de 30 años que milita en las filas del SV Sandhausen, equipo de la segunda división de la Bundesliga alemana. Desde ese momento, su fama explotó.

Este futbolista de típicos rasgos nórdicos -rubio, media melena y ojos claros- despertó el interés de multitud de personas, algo que quedó patente en sus redes sociales. En concreto, en su cuenta de Instagram, que pasó de 40.000 seguidores a más de 300.000 en cuestión de horas. Ahora, Gíslason está muy cerca del medio millón de 'followers', una 'gesta' que recuerda mucho al caso de Loris Karius, el portero del Liverpool al que su desastrosa actuación en la pasada final de la Champions frente al Real Madrid le valió miles de seguidores en redes.

Very, very exciting times ahead! ⚽️🇮🇸

Una publicación compartida de Rurik Gislason (@rurikgislason) el

Futbolistas trabajadores

Detrás de la mayoría de jugadores islandeses están hombres normales y corrientes que todas las mañanas madrugan para acudir al trabajo, como la mayoría de los mortales. No son estrellas que viven blindadas en urbanizaciones de lujo rodeados de todo aquello que desean, sino que viven la vida de forma muy similar a sus compatriotas, de ahí la simpatía y cariño que despiertan. E incluso la devoción de su fiel hinchada.

Teniendo en cuenta que en Islandia el fútbol no es un deporte del mismo nivel que en el resto de Europa, buena parte de los integrantes de la Selección tiene trabajos distintos al fútbol con los que completan su sueldo. Sin ir más lejos, hasta su seleccionador, pues Heimir Hallgrimsson, el primer entrenador en dirigir al equipo nacional en un Mundial, es dentista de profesión, si bien su clínica permanece cerrada estos días por el torneo.

Otro futbolista trabajador es Birkir Már Saevarsson, defensa que el pasado sábado paró a Messi y que combina su pasión por el balón con su trabajo recogiendo sal volcánica en una fábrica. Un empleo que, además, admitió que le gusta y que le hace tener los pies sobre la tierra "porque el fútbol no es la vida real".

Así, con todos estos ingredientes y el honor de haber debutado en un Mundial empatando con la Argentina de Messi, Islandia se ha convertido en la selección revelación del campeonato y sus jugadores, en los nuevos ídolos. Que tiemblen los Cristiano y compañía.

Mostrar comentarios