José Uribe y Vianney de la Rosa ganan la San Silvestre de México

  • Los mexicanos José Antonio Uribe, mejor maratonista latinoamericano del 2014, y Vianney de la Rosa ganaron hoy sin contratiempos la Carrera de San Silvestre de la Ciudad de México, celebrada en un trayecto de 10 kilómetros.

México, 31 dic.- Los mexicanos José Antonio Uribe, mejor maratonista latinoamericano del 2014, y Vianney de la Rosa ganaron hoy sin contratiempos la Carrera de San Silvestre de la Ciudad de México, celebrada en un trayecto de 10 kilómetros.

Uribe, de 28 años, salió delante y después del kilómetro 4 se sacudió a su compatriota Israel Pérez para quedarse solo en el primer lugar y enfilarse a la meta.

El corredor pasó la mitad en 15.20 minutos y ya sin presión trabajó a ritmo sin pensar en el reloj y se impuso con un tiempo de 32.00, delante de Pérez (32.09) y de Jonathan Morales (33.20).

"No hice preparación específica para esta carrera, cumplí un compromiso con uno de mis patrocinadores y salió bien", dijo el corredor que el pasado 19 de enero fue tercero en el Maratón de Houston con un registro de 2 horas 08.55 minutos, el mejor de su vida.

Con ese tiempo el mexicano se clasificó como mejor maratonista latinoamericano de la temporada, aunque pasó la segunda mitad del año lesionado y eso le impidió competir en septiembre en el Maratón de Berlín en el cual esperaba bajar de 2 horas 08 minutos.

"Ha sido un buen año, pero el propósito es crecer más", dijo a Efe Uribe, entrenado por la polaca Wanda Panfil, campeona mundial de maratón en Tokio 1991.

En la prueba de mujeres, Vianney de la Rosa se paseó frente a sus competidoras y se impuso con 35.56 minutos y casi un kilómetro de ventaja sobre Erika Guevara (38.58) y Ruth Segura (40.38).

De la Rosa, sexto lugar en Berlín en el 2013, se escapó temprano y confirmó su condición de favorita en una carrera que empezó con 8 grados de temperatura y que tuvo un circuito plano excepto en dos tramos pequeños, aunque transcurrió a 2.240 metros sobre el mar, algo que conspira contra los tiempos veloces.

"A la mitad de la prueba me quedé sola y a partir de ahí me la llevé tranquila", dijo la ganadora.

La carrera de San Silvestre reunió a 6.000 corredores, la mayoría no profesionales, que tomaron la prueba para despedir el año en un ambiente de alegría.

"Ha sido una competencia simbólica, hace hoy un año que falleció mi madre y esta mañana la he sentido cerca mientras corría", aseguró el arquitecto de 42 años Alfonso Lobo, quien compitió con el número 2.742 y llegó a la meta en 45.50 minutos.

Mostrar comentarios