Viernes, 13.12.2019 - 09:24 h

Los Mundiales llevan quince años sin recalar en España

Veinte años después de que Sevilla organizara la séptima edición de los Mundiales de atletismo, Doha acogerá en 2019 la decimoséptima por decisión del Consejo Directivo de la IAAF, que eligió este martes la capital catarí en detrimento de Barcelona y Eugene (EEUU).

Madrid, 18 nov.- Veinte años después de que Sevilla organizara la séptima edición de los Mundiales de atletismo, Doha acogerá en 2019 la decimoséptima por decisión del Consejo Directivo de la IAAF, que eligió este martes la capital catarí en detrimento de Barcelona y Eugene (EEUU).

La máxima contienda del atletismo, fuera de los Juegos Olímpicos, sólo ha visitado territorio español en 1999.

Los Mundiales de Sevilla pasaron a la historia, en el plano deportivo, por el excelso récord mundial de 400 metros conseguido el 26 de agosto de 1999 por el estadounidense Michael Johnson: 43.18 segundos. Nadie ha podido batirlo desde entonces.

Con su novena presea dorada en Mundiales (en el relevo 4x400), Michael Johnson superó a otro mito, su compatriota Carl Lewis. El héroe de los Juegos de Atlanta'96 con su doblete olímpico sin precedentes en 200 y 400 metros, borraba, al fin, de las listas el récord de Butch Reynolds.

La triunfal vuelta a la pista del "Expreso de Waco" puso un remate de altos vuelos a los VII Campeonatos del Mundo, el último gran acontecimiento deportivo del milenio, que se disputaron durante nueve días en el estadio sevillano de La Cartuja.

Maurice Greene, el rey de la velocidad con sus victorias en 100 (9.80), 200 metros (19.90) y en el relevo corto (37.59), hizo méritos bastantes para ser considerado el rey de los campeonatos, pero Michael Johnson le arrebató gran parte de la gloria.

El récord mundial de Johnson eclipsó también el de pértiga igualado por la estadounidense Stacy Dragila con un salto de 4,60.

Hicham El Guerruj, ganador de la final de 1.500 más rápida en los anales de la alta competición (3:27.65), Haile Gebreselassie, campeón de 10.000, y Abel Antón, el primer atleta que conseguía dos títulos mundiales en maratón, dieron brillo al programa masculino.

La sueca Ludmila Engquist puso la nota emotiva al torneo al ganar el bronce en la final de 110 metros vallas sólo cuatro meses después de ser operada de un cáncer de mama. Gail Devers, la vencedora, se fundió con ella en un abrazo al llegar a la meta.

España consiguió cuatro medallas en Sevilla'91: dos de oro (Abel Antón en el maratón y Niurka Montalvo en longitud), una de plata (Yago Lamela en longitud) y una de bronce (Reyes Estévez en 1.500).

El público terminó por acudir al estadio de La Cartuja, aunque le costó trabajo. La penúltima jornada, con el triunfo de Antón y la medalla de plata de Lamela las gradas alcanzaron su máxima ocupación, con 53.000 espectadores.

El doblete de dos años en Atenas, con Antón y Martín Fiz, no pudo repetirse en Sevilla, pero la capital andaluza vivió el sábado 28 un día grande para el atletismo español, que lograba su tercer título consecutivo de maratón.

La "capital española del deporte", como la bautizó el presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, ofreció al mundo unos Mundiales en los que hubo emoción, grandes atletas y grandes marcas. Exactamente lo que pedía el entonces presidente de la IAAF, Primo Nebiolo.

Los defectos de organización, y particularmente el fallo de seguridad en la ceremonia inaugural, cuando dos falsas mascotas exhibieron en el escenario lemas a favor de los presos etarras, quedaron en un segundo plano ante el relieve que adquirieron figuras de la talla de Michael Johnson, Maurice Greene, Marion Jones, Hicham El Guerruj, Haile Gebreselassie o Abel Antón.

Fuera de la pista, los Mundiales de Sevilla constituyeron la última aparición pública de Nebiolo. Sólo 39 días después de la clausura de los campeonatos, el dirigente italiano fallecía en Roma a los 76 años.

Nebiolo se había declarado "altamente satisfecho" de los Mundiales de Sevilla, de los que el atletismo salió, a su juicio, "fortalecido no sólo por las gestas que se han presenciado, sino por el lugar que ha ocupado en la opinión pública".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING