La familia del exmadridista Adebayor llegó a amenazarle con un cuchillo por dinero

    • Los hermanos del delantero le presionaban para recibir dinero desde su llegada a Europa.
    • Emmanuele Adebayor llegó a tal desesperación, que pensó incluso con el suicidio.
El delantero togolés, Emmanuele Adebayor
El delantero togolés, Emmanuele Adebayor

"Me desperté y tenía un cuchillo pegado a mi garganta. Cuando abrí los ojos, mis dos hermanos estaban allí", Emmanuelle Adebayor, el que fuera delantero del Real Madrid en 2011, y ahora en el Tottenham inglés, ha hecho una escalofriante revelación a través de su página de Facebook, en la que ha publicado la fuerte presión a la que se ha visto sometido por parte de sus familiares desde que consiguió ser profesional. "Estaba dispuesto a suicidarme".El futbolista togolés ha explicado que su decisión de airear los trapos sucios familiares se produce después de que sus hermanos hicieran lo propio a través de algunos medios de comunicación. La pesadilla de Adebayor comenzó cuando llegó a Franciapara jugar con el Metz a finales de los 90. Desde entonces, y según la historia que narra, sus hermanos se han comportado como parásitos, exigiendo y pidiendo dinero constantemente. "Tuve que acostumbrarme a todo eso".Pero el episodio más desagradable llegaría en 2003, cuando Adebayor fichó por el Mónaco. Un día, sus dos hermanos, Kola y Peter, aparecieron en el principado sin avisar y pronto comenzaron los conflictos. La idea de crear una empresa relacionada con los coches fue el inicio de una discusión que alcanzó su punto más crítico cuando el delantero internacional, tras llegar de un entrenamiento, se despertó de una siesta con un cuchillo en el cuello."¿Esta es la única manera de resolver este problema? Pues matadme y coged el dinero?" Esta amenazante actitud respondería a los celos que Kola y Peter sintieron cuando Adebayor se negó a invertir una fuerte suma de dinero en el peregrino negocio que le propusieron y vieron cómo prestaba 500 euros a un amigo. Sin embargo, dejó pasar el asunto, pues "la sangre es más espesa que el agua", y acabó por darles el dinero.Lamentablemente para él, no encontró el apoyo familiar ni siquiera en su madre, quien le afeó su actitud cuando llamó a la policía tras el incidente del cuchillo. "Ella me dijo que yo era el malo de la familia", relata Adebayor, quien se encargó de juntar a todos en el funeral de su padre en 2005. Siete años después, murió Peter, y Kola le acusó de ser el responsable de esa muerte, que "la tienda que había abierto para él no era suficientemente buena"."Desde que comencé a ganarme la vida con el fútbol, hice todo lo posible por mi madre. Pero mi hermano nunca está satisfecho", dice quien fuera Balón de Oro Africano en 2008.Una historia para aprender de ella

Adebayor, en la élite desde hace siete años, tiene ahora 31 y apenas cuenta para su técnico del Tottenham, el argentino Mauricio Pochettino. Sin embargo, y aunque a su escasa fortuna en lo personal se ha unido también su difícil situación deportiva, espera que su historia pueda servir de ayuda a otras personas.

"Si muero nadie podría aprender de ella. Nunca fui a la escuela porque no nos lo podíamos permitir, pero hoy hablo tres idiomas y puedo llevar a mi hija al colegio. Estoy orgulloso de ello. Al final, todo tiene que ver con lo que la vida te enseña y aprendes de ella".

Sigue @Mark_Teixeira

Mostrar comentarios