Viernes, 17.01.2020 - 19:52 h

La Liga se aprieta por arriba y por abajo

Ni el Real Madrid ni el Sevilla desperdiciaron la oportunidad derecortar distancias con el Barcelona tras su empate en el último minutoante Osasuna. En la parte baja de la tabla, el Villarreal sale deldescenso a costa del Atlético de Madrid.

0-2. El Sevilla se afianza en la tercera plaza y deja más tocado al Xerez

La jornada la abría el partido más esperado, el primer derbi madrileño que se vivirá en una semana y que enfrentaba al Real Madrid y al Getafe. Pellegrini llegaba al duelo muy cuestionado e Higuaín le dio aire con dos goles (2-0). El encuentro se puso muy difícil para los blancos con la expulsión de Albiol en la primera parte, pero los jugadores de Michel no supieron sacar provecho a su superioridad numérica y sucumbieron ante el pundonor madridista.

El Barcelona llegó al Reyno de Navarra sabiendo el resultado de los blancos, y tras un partido en el que los de Guardiola no mostraron su mejor imagen, vieron como le volaban dos puntos por un gol en propia puerta de Piqué en el descuento (1-1). Tras su hat trick ante el Zaragoza, Keita volvió a ser el goleador de los azulgranas, que se mantienen líderes, pero con un solo punto de ventaja con el Real Madrid.

El Sevilla fue el otro gran beneficiado del empate culé, ya que tras su victoria en Xerez (0-2) se queda a cuatro puntos del primer puesto de la clasificación. Negredo abrió el marcador con un gran gol en jugada personal poco antes del descanso, y Luis Fabiano redondeó el marcador a falta de un minuto para cumplirse el tiempo reglamentario.

La mejoría en el juego del Atlético de Madrid no se plasmó en puntos y Quique Sánchez Flores se estrenó en Liga con una derrota ante el Athletic de Bilbao (1-0). Javi Martínez, con un buen remate de cabeza,  dio la victoria al equipo Caparrós, que sufrió mucho en la segunda parte y tuvo la fortuna de su lado al estrellar los colchoneros tres balones en los palos. El Atlético firma su cuarto peor arranque liguero de su historia, y termina la jornada en descenso.

El domingo arrancó con cuatro partidos, entre los que destacó la goleada que infringió el Villarreal al Tenerife (5-0). El equipo de Valverde jugó, sin duda, su mejor partido de lo que va de temporada y cristalizó su amplia victoria en la segunda parte, en la que anotó cuatro de los cinco tantos. Llorente (por partida doble), Pires, Rossi y Cani fueron los autores de los goles, que sacan del descenso al equipo castellonense.

El Zaragoza, gracias a los goles de Lafita y Pulido, logró tres puntos vitales que le ayudan a salir de la zona baja de la tabla (2-1). Enfrente estuvo el Almería de Hugo Sánchez, que plantó cara, e incluso acortó distancias gracias a Ortiz, pero dejó todo su planteamiento ofensivo a los contragolpes y no le surtió efecto.

El Mallorca sigue confirmándose como la gran sorpresa de este inicio de Liga y sumó tres nuevos puntos ante el Racing de Santander (1-0). El gol de Webó permite al equipo de Manzano incrementar su gran racha de triunfos en casa, alcanzando la cifra de cinco triunfos en cinco partidos disputados en el Ono Estadi.

El Valladolid rescató un punto en el Nuevo Estadio de Cornellá El Prat gracias a un espectacular gol del bosnio Medunjanin en el descuento de la segunda mitad (1-1). El Espanyol, que hizo buen partido, se adelantó de la mano de Luis García (56'), pero tras este gol se vino abajo y cedió el timón del partido a los vallisoletanos, que lo supieron aprovechar a última hora.

El Valencia de Emery tiró de oficio para derrotar a un Málaga que huele a Segunda (0-1). Los andaluces se mostraron como un equipo muy flojo, sin apenas juego y con poca consistencia defensiva. Navarro, de cabeza tras un buen centro de Pablo Hernández, fue el autor del gol valencianista, en el que tuvo un papel protagonista Munúa, que falló en su salida. Con esta victoria, los ché mantienen su puesto de Champions, mientras que el conjunto andaluz suma ya ocho partidos sin conocer la victoria, ocupando merecidamente el último puesto de la clasificación.

La jornada la cerraron Deportivo de la Coruña y Sporting de Gijón con un bonito e intenso partido que terminó en empate (1-1).Lassad adelantó a los gallegos en la primera parte aprovechando un rechace dentro del área, pero Diego Castro firmó las tablas en el 69', al finalizar una buena jugada de los rojiblancos, en la que también tuvo un papel destacado (para su desgracia) Aranzubía.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING