Jueves, 21.11.2019 - 04:27 h

42-34. Rodgers y los Packers comienzan defensa del título con un gran triunfo

El mariscal de campo Aaron Rodgers y los Packers de Green Bay comenzaron de forma brillante la defensa del título de campeones del Super Bowl al vencer por 42-34 a a los Saints de Nueva Orleans en el partido inaugural de la nueva temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Redacción EE.UU., 8 sep.- El mariscal de campo Aaron Rodgers y los Packers de Green Bay comenzaron de forma brillante la defensa del título de campeones del Super Bowl al vencer por 42-34 a a los Saints de Nueva Orleans en el partido inaugural de la nueva temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Rodgers, el Jugador Más Valioso (MVP) del pasado Super Bowl, hizo honor a ese reconocimiento con una labor impecable en la dirección del ataque de los Packers, que al concluir la primera parte ya tenían en su haber la ventaja parcial de 28-17, con un juego espectacular, dinámico y sobre todo ganador.

La misma tónica se mantuvo durante la segunda parte cuando también mantuvieron la presión ofensiva y la defensa hizo aun mejor trabajo para el deleite de los miles de seguidores de los Packers que llenaron el legendario e histórico Lambeau Field, de Green Bay.

Rodgers completó 27 de 35 pases para 312 yardas con tres envíos que fueron de "touchdown" y no le interceptaron ninguno de los ovoides que mando a sus compañeros de ataque.

Mientras que los corredores James Starks y John Kuhn tuvieron sendas anotaciones con acarreadas de 17 y una yarda, respectivamente, que iban a romper a la defensa de los Saints en los momentos decisivos del partido.

Los recibidores abiertos Greg Jennings y Jordy Nelson fueron los encargados de anotar en el ataque por aire con los dos primeros "touchdowns" del partido para el parcial de 14-0 del cuarto inicial que iba a ser decisivo.

También iba a ser espectacular y clave la anotación que logró el receptor abierto novato Randall Cobb que corrió 108 yardas para regresar el ovoide en una patada de saque de entrega de balón que hicieron los Saints en el tercer cuarto, y antes había logrado "touchdown" con pase de 32 yardas que le dio Rodgers.

La carrera de anotación de 108 yardas le permitió a Cobb empatar la mayor devolución de balón en la historia de la NFL y entrar en los libros de marcas en su debut como profesional.

El equipo de Nueva Orleans tuvo la oportunidad de haber forzado el tiempo extra si el corredor Mark Ingram hubiese conseguido anotar desde la yarda uno de los Packers en el último segundo del partido, pero la defensa de los campeones del Super Bowl lo retuvieron en el aire para que no pudiese cruzar la línea roja de protección.

Los Saints se quedaban a las puertas de la remontada, pero demostraron que llegan con un gran equipo y con todas las aspiraciones de luchar al máximo por estar cuando menos en la fase final.

El mariscal de campo Drew Brees, como se esperaba, también estuvo brillante e hizo condición, al igual que Rodgers, de ser un MVP de Super Bowl, lo ganó en el del 2010, y hasta la última serie con sólo un minuto para concluir el partido mantuvo con vida al equipo.

Brees completó 32 pases de 49 para 419 yardas con tres envíos que fueron de anotación y al igual que Rodgers no permitió que le interceptaran ningún ovoide.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING