Martes, 19.11.2019 - 14:44 h
Vence por 2-0

El Liverpool es Campeón de Europa por sexta vez ante un Tottenham que lo buscó

Los 'spurs' lo han intentado más en la segunda parte, pero ha terminado por hincar la rodilla en los minutos finales por un gol del belga Origi.

Los jugadores del Liverpool, tras vencer al Tottenham en la final de la Liga de Campeones ante el Tottenham disputada esta noche en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid. EFE/JuanJo Martín
Los jugadores del Liverpool, tras vencer al Tottenham en la final de la Liga de Campeones en Madrid. EFE/JuanJo Martín

El Liverpool se ha coronado este sábado campeón de Europa por sexta ocasión en su historia tras ganar al Tottenham por 0-2, en la final inglesa de la Liga de Campeones 2018-19 disputada en el Estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

En un partido sin excesivo brillo, este se ha decantado muy pronto a favor del conjunto 'red' por un gol del delantero egipcio Mohamed Salah de penalti en el segundo minuto del partido, y un remate certero de Origi en el 87 acabaron con las esperanzas del Tottenham en la final de la Liga de Campeones celebrada en el Wanda Metropolitano.

Cuando no se había cumplido el primer minuto, un centro del senegalés Sadio Mané golpeó entre el hombro y el antebrazo de Sissoko, que tenía el brazo extendido dentro del área, y el árbitro esloveno Damir Skomina no dudó en señalar la pena máxima, que convirtió Salah con un disparo fuerte con la pierna izquierda.

El Liverpool se encontró con un tanto inesperado, y decidió dejar pasar el tiempo, dando la iniciativa a un Tottenham absolutamente noqueado, en el que solo el extremo surcoreano Son Heung-Min generaba peligro desde su banda izquierda.

Un movimiento de Harry Kane, la gran noticia de la alineación 'spur', generó un pase del danés Christian Eriksen para Son, al que se adelantó el lateral del Liverpool Trent Alexander-Arnold para evitar que se quedara solo ante el meta brasileño Alisson Becker.

Cuando el Tottenham parecía volcado sobre la meta de Alisson, pero sin concretar en ocasiones, el lateral zurdo escocés del Liverpool, Andy Robertson, enganchó un chutazo con la pierna izquierda que hizo estirarse a Lloris para evitar el segundo tanto del equipo 'red'.

La puntilla final

​En la segunda mitad los de Pochettino tuvieron más ganas de ir a por el empate, pero el desorden en las acometidas de ambos equipos ingleses fue la tónica general. 

Cuando Jürgen Klopp más temía que le acabaran llevando a la prórroga, una jugada igual de desastrada que la mayoría de las llegadas al área la cerró Divock Origi, que superó a Hugo Lloris con un tiro cruzado. Pese a haber jugado poco este año, cada vez que ha perforado la portería ha sido para dar gloria a su equipo.

Los 'reds', finalistas el año pasado, no fallaron en su segunda oportunidad para levantar su sexta 'Orejona', la primera desde el 'milagro de Estambul' de 2005 ante el Milan, precisamente el equipo al que ya acechan en el palmarés y que tiene con siete trofeos. Antes de estos dos éxitos se coronaron también en 1977, 1978, 1981 y 1984.

La victoria de los de Jürgen Klopp le sirvió al conjunto inglés para desempatar con los otros dos pentacampeones de Europa, el Bayern alemán y el FC Barcelona, a los que precisamente ha eliminado en esta edición en octavos y semifinales respectivamente.

OPERATIVO POLICIAL

Siete hinchas y vendedores de entradas falsas detenidos

La Policía Nacional y la Policía Municipal de Madrid han detenido desde ayer por la tarde hasta minutos antes del inicio del partido de la final de Champions a siete hinchas que protagonizaron altercados, uno de ellos tras abusar de una turista. También han sido detenidos tres vendedores de entradas falsas.

Los dos detenidos más recientes lo han sido poco antes de empezar el encuentro en los controles de acceso al estadio Wanda Metropolitano, en ambos casos por enfrentarse y golpear a los agentes, ha informado la Policía Nacional. Uno de ellos intentaba entrar con droga al estadio y ha sido descubierto, motivo por el que ha protagonizado un altercado.

Antes, a primera hora de la tarde, han sido detenidas dos personas por vender entradas falsas para el partido en las cercanías de la 'fan zone' de los seguidores del Liverpool, ubicada en la plaza de Felipe II de la capital.

En la madrugada previa al partido la Policía Municipal detuvo a un seguidor del Liverpool que participaba en la celebración organizada en la Puerta del Sol con motivo de la final de Liga de Campeones, quien está acusado de masturbarse en público, abusar de una turista italiana, a la que además pegó, y golpear a varios policías. Se trata de un hombre de unos 30 años que fue grabado por numerosas personas subido a una valla masturbándose. La imagen ha sido difundida por redes sociales.

Luego una turista italiana denunció que un hombre le había metido la mano por debajo de la falda y, al recriminarle, le pegó una bofetada que le hizo caer al suelo y golpearse la cabeza, motivo por el que fue atendida por el Samur.

Cuando los agentes acudieron al bar en el que estaba el denunciado, visiblemente embriagado, éste se mostró muy violento y golpeó a varios de los policías. Tres de ellos tuvieron que ser atendidos en su mutua, según las mismas fuentes.

Al arrestado, que se supo que era el mismo que se había masturbado en público, se le imputa un delito contra la libertad sexual, atentado contra agente de la autoridad y lesiones.

A estas detenciones practicadas hoy se suman las cinco llevadas a cabo ayer viernes: tres hinchas británicos junto al metro de Alsacia por agredirse entre ellos y también a la Policía, y otro en la calle Jorge Juan por enfrentarse a los agentes.

La quinta arrestada ayer es una mujer que trató de vender en la Puerta del Sol dos entradas falsas por 8.400 euros a dos hombres que llevaban un cartel en el que explicaban que querían entradas para la final. Además de estas detenciones, la Policía ha denunciado a otra persona por intentar volar un dron en la Plaza Mayor

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING