Lluvia de estrellas en la Caja Mágica

  • Madrid.- La puesta en escena de Rafael Nadal, número dos el torneo y 3 mundial, en el Masters 1.000 de Madrid, provocó la avalancha de rostros populares en el estadio Manolo Santana, la joya de la corona de la Caja Mágica, en plena ebullición estos días a causa de la demanda del tenis.

Lluvia de estrellas en la Caja Mágica
Lluvia de estrellas en la Caja Mágica

Madrid.- La puesta en escena de Rafael Nadal, número dos el torneo y 3 mundial, en el Masters 1.000 de Madrid, provocó la avalancha de rostros populares en el estadio Manolo Santana, la joya de la corona de la Caja Mágica, en plena ebullición estos días a causa de la demanda del tenis.

Suele ser habitual cada vez que el tenista balear irrumpe en la competición. Ni siquiera el horario, las 16.00 hora local (14.00 gmt), tiempo de siesta, ralentizó la presencia de deportistas, artistas y otros rostros populares entre los palcos del recinto.

Fue una novedad para el futbolista portugués Cristiano Ronaldo, la estrella del Real Madrid, que añadió 'glamour' al torneo. El luso en su estreno se situó en uno de los palcos acompañado por su capitán, Raúl González.

A Raúl González, la lesión que padece en la rodilla izquierda no le impidió faltar a la cita. Tiene buena relación con Rafael Nadal, declarado madridista, que en cuanto puede acude al estadio Santiago Bernabeu. Así fue el pasado sábado, en el partido contra el Athletic Bilbao.

Raúl acudió con muletas para ver el triunfo del tenista español. Devolvió la visita al segundo favorito del torneo. También asistió el francés Zinedine Zidane, representante de la primera 'galaxia' madridista de Florentino Pérez, ahora metido en funciones de asesor de la presidencia.

El entrenador Juande Ramos también se dejó ver en la Caja Mágica. El tenis y todo lo que le rodea fue uno de los buenos recuerdos que el técnico manchego, ahora en paro, se llevó de su estancia en el Real Madrid. Ya acudió hace un año. Ha repetido el preparador, que disfrutó con el espectáculo deportivo.

Michel González tuvo sesión doble. El ex jugador del Real Madrid, miembro de la 'quinta del Buitre' y ahora responsable técnico del Getafe, vio a Nadal. Seguramente le supo a poco el partido previo, el que disputó su amigo Feliciano López, otro madridista declarado, ante su compatriota Óscar Hernández. Sólo duró una hora. Por eso, Michel prolongó su estancia en la Caja Mágica, para no perderse a Nadal.

Rudy Fernández, jugador de los Portland de la NBA es otro de los habituales. Suele acudir cuando puede a ver el tenis. Ya lo hacía cuando el evento se disputaba en la Casa de Campo. También aquí, en la Caja Mágica. Representó al mundo del baloncesto en el duelo que Nadal jugó contra el ucraniano Oleksandr Dolgopolov.

Al margen del mundo del deporte, entre otros, destacó la presencia de Nicolás Vallejo Nájera 'Colate', marido ahora de la cantante mexicana Paulina Rubio, provista del "glamour" del que pronto se apropian las habituales del escenario.

El polifacético Boris Izaguirre o la representante de la 'jet set' Carmen Lomana, en plena actualidad ambos por compartir programa televisivo, se dejaron ver por el estadio Manolo Santana.

Todo se apresuró en la sesión del torneo. Nadal acaparó durante hora y media, tiempo de extensión de su partido, del foco deportivo. Los acontecimientos se agolpan y el fútbol y el Atlético de Madrid reivindican su trascendencia dentro de unas horas. Eso lo respetó el tenis, que manejó su relumbrón hacia horas más tempranas.

Mostrar comentarios