Marco Rivera se considera "aspirante a medalla", aunque reconoce que será "complicado"

  • Valladolid.- El mallorquín Marco Rivera, que en los recientes Campeonatos de España de Piscina corta ha logrado tres medallas de oro en 400, 800 y 1.500 metros, se considera "un aspirante" a medalla en los próximos Europeos que se disputarán en Turquía, aunque reconoce que será "complicado".

Valladolid.- El mallorquín Marco Rivera, que en los recientes Campeonatos de España de Piscina corta ha logrado tres medallas de oro en 400, 800 y 1.500 metros, se considera "un aspirante" a medalla en los próximos Europeos que se disputarán en Turquía, aunque reconoce que será "complicado".

En este sentido, el vallisoletano de adopción ha indicado hoy a Efe que "para lograr una medalla en el Europeo habrá que bajar de 14.30 en los 1.500 y es algo muy difícil de alcanzar", ha comentado Rivera, quien batió en Berlín el récord de España en esta prueba -14.37.14- que poseía Frederick Hviid desde 1999.

La progresión de Marco Rivera ha sido más que evidente en el último año y medio, después de que se trasladara al Centro de Alto Rendimiento de Madrid, donde se entrena bajo las pautas del técnico Jordi Murio "de una forma distinta, con mucho trabajo pero más pausado, lo que te anima a meter más caña", ha dicho el nadador.

Merced a ese trabajo, el deportista, afincado en Medina del Campo (Valladolid), ha conseguido ser el poseedor de las plusmarcas nacionales de 800 y 1.500 tanto en piscina corta (25 metros) como en larga (50) y ahora, en el Europeo de Turquía, aspira a conseguir batir también el récord de los 400 metros.

"Me gustaría mejorar el récord nacional en 400 metros y volver a bajar el récord en 1.500, porque es la progresión lo que me interesa ya que tengo claro que, si sigo bajando las marcas, la medalla europea terminará cayendo", ha explicado Rivera, quien se encuentra en un gran momento de forma.

De hecho, el nadador ha empezado a hacer sus pinitos en el Triatlón, otro deporte en el que se siente cómodo, y donde también va progresando de forma paulatina, tal y como se pudo comprobar en la Garmin Barcelona Triatlón, donde participó junto a Gómez Noya y Mikel Elgezábal, para lograr el primer puesto por equipos.

"Ahora he dejado aparcado el triatlón, ya que quería centrarme en la temporada de piscina corta, y en breve comenzaré un entrenamiento cruzado, que el año pasado me dio buenos resultados, de cara al Europeo de verano, que es uno de mis principales objetivos, ya que quiero dar un paso más en piscina larga", ha avanzado Rivera.

El vallisoletano, quien en la última jornada del Campeonato de España batió su propia plusmarca nacional de 800 metros, que ha establecido en 7.39.29 -antes lo tenía en 7.45.50-, se halla cerca del récord de Europa -7.35-, por lo que se siente "muy contento" y con mucha confianza para afrontar la cita en Turquía.

Marco Rivera competirá en este Europeo -que se disputará en Estambul del 10 al 13 de diciembre- en 1.500 y 400 metros -prueba en la que tiene el récord nacional en su mano, ya que sólo le falta medio segundo para conseguirlo-, donde estará acompañado por un equipo "muy competitivo, que puede hacer grandes cosas", ha advertido el plusmarquista medinense.

"Hay muy buenas expectativas para el Europeo, porque hay gente como Melquíades Álvarez, Lydia Morán o Mireia Belmonte que están en un gran momento de forma, pero vamos a ver qué pasa, porque el nivel medio ha subido mucho y no va a ser fácil lograr medallas", ha concluido Rivera.

Mostrar comentarios