Mejoran las condiciones de la nieve en las pistas españolas


Los esquiadores cuentan con unos 680 kilómetros de nieve en las estaciones españolas este fin de semana, cifra idéntica a la de hace siete días, lo que representa cerca del 60% de la superficie total esquiable en estas instalaciones.
Aunque no se ha incrementado la superficie esquiable, las bajas temperaturas han permitido mejorar los espesores y la calidad de la nieve en muchas estaciones.
Según el parte de nieve de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), Baqueira-Beret (Lleida), con 105 kilómetros; Sierra Nevada (Granada), con también 105 kilómetros y un espesor máximo de cuatro metros, y Formigal (Huesca), con 86 kilómetros y un espesor de 1,20 metros, son las estaciones con una mayor oferta de pistas.
Además de Sierra Nevada y Formigal, las estaciones con más espesor de nieve son Boí Taüll (Lleida), con 45 kilómetros y 1,70 metros; La Covatilla (Salamanca), con 16 kilómetros y 1,50 metros; Cerler (Huesca), con 60 kilómetros y 1,35 metros; Javalambre y Valdelinares (Teruel), con 10 y 8 kilómetros y 1,30 metros; Valgrande-Pajares (Asturias), con 6 kilómetros y 1,25 metros, y Astún (Huesca), con 30 kilómetros y 1,10 metros.
También están abiertas Masella (Girona), con 50 kilómetros de pistas; Panticosa (Huesca), con 25; La Molina (Girona), con 22; Port Ainé (Lleida), con 22; Spot (Lleida), con 20; Candanchú (Huesca), con 19, y Valdesquí (Madrid) con 10.
Con una oferta inferior a 10 kilómetros abren San Isidro y Leitariegos (león), Valdezcaray (La Rioja), Tavascán (Lleida), La Pinilla (Segovia), Navacerrada (Madrid), Manzaneda (Ourense) y Nuria (Girona).
Las estaciones oscenses de esquí de fondo de Llanos del Hospital y Candanchú ofrecen 8 y 2 kilómetros, respectivamente. También abre Larra-Belagua (Navarra), con 5 kilómetros.

Mostrar comentarios