Míchel afirma que tiene que ser "más estables"

  • Getafe (Madrid).- José Miguel González, Míchel, entrenador del Getafe, declaró hoy en rueda de prensa que su equipo, que no ha ganado ninguno de los cinco partidos oficiales que ha disputado en 2011, tiene que ser "más estable" para recuperar la buena racha del mes de diciembre.

Míchel afirma que tiene que ser "más estables"
Míchel afirma que tiene que ser "más estables"

Getafe (Madrid).- José Miguel González, Míchel, entrenador del Getafe, declaró hoy en rueda de prensa que su equipo, que no ha ganado ninguno de los cinco partidos oficiales que ha disputado en 2011, tiene que ser "más estable" para recuperar la buena racha del mes de diciembre.

Entonces, el Getafe encadenó cuatro victorias consecutivas en Liga, sumó un empate en la misma competición y ganó partidos en la Liga Europa y en la Copa del Rey. El Getafe es una montaña rusa, un equipo de rachas, y, en opinión de su entrenador, eso debería cambiar.

"Los síntomas están siendo claros. La primera parte con el Espanyol fue buena, íbamos ganando el partido con claridad. No podemos perder en diez minutos todo lo que hemos hecho, dejarnos ganar de esa manera. Eso es trasladable a la temporada. Si intercalásemos resultados buenos y malos, llevar 27 puntos estaría bien. Queremos muchos más y ser más estables. El equipo, y de eso hemos hablado, es consciente de que el esfuerzo siempre es el mismo. Hace falta más concentración y seguridad", comentó.

Uno de los grandes problemas para Michel es el número de goles que ha encajado su equipo en su estadio. En los cuatro últimos partidos que ha disputado, suma trece tantos en contra.

"En estos cinco partidos, cuatro de ellos han sido en casa y el gran problema que estamos teniendo es recibir goles de manera exagerada. No tiene que ver por un dominio del rival, tiene que ver con acciones puntuales que trabajamos. Son cosas de cada jugador y nuestras, que tenemos que ajustar", explicó.

"Hemos concedido demasiados goles. Tenemos que jugar más juntos. El día que lo hemos hecho, no hemos encajado goles. Por despiste, perdemos el control del partido y nos cuesta mucho a nosotros", agregó.

Además, se refirió a las declaraciones de su delantero Nicolás Fedor "Miku", que después de perder con el Espanyol dijo que al equipo le faltaba sangre.

"Es una manera de hablar. La sangre, o en otros términos más machistas, no se demuestra pegándose contra una valla. Cada uno, lo que quieren decir los jugadores, es que cada uno lo que pueda aportar lo eche en una caja de lo que podemos hacer. El que centra, el que remata, el que defiende... y esa es la sangre".

Respecto al Levante, indicó que no es un rival para cambiar la dinámica de un equipo. Aclaró que los contrincantes para cambiar rachas, en Primera División, no se pueden elegir por el nivel que existe en la máxima categoría del fútbol español.

"El rival va a aprovecharse de lo que concedas, se llame Levante, Espanyol o Real Sociedad. Tiene que ver con nosotros y no fijarnos en el rival. Tendrán sus necesidades y sus recursos para podernos ganar como han hecho con otros. Ganó al Atlético, al Madrid en Copa... no hay que fiarse de nada. Ni de la clasificación ni del equipo", manifestó.

Mostrar comentarios