Martes, 19.02.2019 - 00:33 h
A los 68 años 

Muere de un infarto 'Quini', exfutbolista del Sporting de Gijón y el Barcelona

'Quini', nacido en Oviedo, debutó en 1967 en el Ensidesa y pasó en 1968 al Sporting, para formar parte de la Selección Nacional en 1970. 

Fotografía de Enrique Castro, Quini
Enrique Castro, 'Quini', ha fallecido este martes de un infarto. / EFE 

Enrique Castro, 'Quini', de 68 años, exfutbolista del Sporting de Gijón y Barcelona, ha fallecido este martes a causa de un infarto, según han informado fuentes del hospital de Cabueñes. 

"Un fallo cardíaco, del que trató de reanimarle primero la Policía y posteriormente la dotación de una ambulancia, se ha llevado a Quini esta noche. Los hechos ocurrieron cerca de su casa, en el barrio gijonés de La Calzada. El sportinguismo llora el fallecimiento de su mito, de quien históricamente ha sido siempre su gran referente", indicó el club.

Quini, internacional con España en 35 ocasiones, sufrió una dolencia coronaria a última hora de la tarde y no pudo superar la crisis pese a las reanimaciones de los sanitarios desplazados. El ex jugador fue trasladado al hospital de Cabueñes, donde solo se pudo certificar su muerte.

El delantero ovetense comenzó su carrera en el Ensidesa, de Tercera División, hasta dar el salto al Sporting en 1968. Allí permaneció hasta 1980 convirtiéndose en la gran referencia del conjunto rojiblanco y logrando cinco trofeos 'Pichichi' entre Primera y Segunda. Sus goles y su fútbol le valieron para fichar por el Barça.

En el conjunto culé también demostró su valía -otros tres premios de máximo goleador- antes de regresar al Sporting en 1984, se proclamó campeón de la Copa del Rey en dos ocasiones (1981 y 1983), así como una Copa de la Liga y una Supercopa de España.

Delegado del Sporting 

Además, Quini también fue delegado del Sporting en la última década, en la cual superó una afección cancerosa. Tras su retirada recibió varios homenajes, sobre todo en su tierra natal y del club su vida, el Sporting de Gijón.

En 2016 recibió la distinción de Hijo Adoptivo de la Villa de Gijón, tras la aprobación del galardón en el Pleno Extraordinario de Honores y Distinciones. En aquel entonces la alcaldesa, Carmen Moriyón (Foro), llegó a resaltar que era un hombre "bondadoso, sencillo, leal y discreto".

"En su personalidad no asoma resto alguno de vanidad o de ego y aunque su figura busque huir del huracán mediático y del calor de los focos, él jamás ha negado una foto, un autógrafo, o una sonrisa", destacó.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios