Martes, 11.12.2018 - 22:11 h
Dirigió el club desde 1978 al año 2000

Muere Josep Lluis Núñez, expresidente del FC Barcelona, a los 87 años

Bajo su mandato el club logró su primera Copa de Europa con Johan Cruyff de entrenador y logró los fichajes de Maradona o Ronaldo Nazario.

Fallece el expresidente del FC Barcelona Josep Lluís Núñez
Núñez, expresidente del FC Barcelona, falleció a los 87 años. / FCB

El que fuera presidente del FC Barcelona, Josep Lluís Núñez, ha fallecido a los 87 años de edad en Barcelona tras una larga enfermedad, según informaron fuentes próximas a la familia. Con él en la presidencia del club azulgrana, alumbró el llamado 'Dream Team', uno de los mejores equipos de la historia del fútbol.

Apartado de la vida social en los últimos años, accedió al cargo el 6 de mayo de 1978 y permaneció en el mismo hasta el 2000, siendo el presidente más longevo del club blaugrana (22 años) y el que más títulos logró, con 140 entre todas las secciones profesionales de la entidad. Bajo su presidencia, el FC Barcelona consiguió su primera Copa de Europa, el 20 de mayo de 1992 en el estadio londinense de Wembley. Además el Barça en este tiempo consiguió 27 títulos.

Accedió a la presidencia tras derrotar en los comicios a Ferran Ariño y Nicolau Casaus. Fue reelegido en el cargo en 1981 y en 1985 y posteriormente en las elecciones de 1989 derrotó en las elecciones a Sixto Cambra. Le sucedió en el cargo el que fuera su vicepresidente, Joan Gaspart. 

Refrendó su cargo en 1993 y, cuatro años después, derrotó a Ángel Fernández. Finalmente, presentó su renuncia al cargo en el año 2000. Durante su etapa al frente del club, el Barcelona se aseguró su independencia económica, fue pionero en la generación de ingresos por retransmisiones televisivas y también en el merchandising.

En los 22 años que estuvo al frente de la entidad, el Camp Nou vivió dos ampliaciones, se construyó el MiniEstadi, se creó el Museo y la Fundación. También en este periodo se adquirieron los terrenos de la futura Ciutat Esportiva.

Un empresario que modernizó la entidad

Josep Lluis Núñez i Clemente (Baracaldo, 7 de septiembre de 1931) fue constructor inmobiliario y el presidente que ha estado más años (de 1978-2000) al frente del FC Barcelona, al que modernizó y dotó de músculo financiero hasta convertirlo en una de las entidades deportivas más importantes del mundo.

Su padre era policía aduanero y, cuando tenía seis meses, su familia se trasladó a la fronteriza Port-Bou para, en 1938, fijar su residencia definitiva en Barcelona. A partir de los 14 años, Núñez compaginó diversos oficios con los estudios de contabilidad hasta que, a mitad de los años 50, se inició en el sector inmobiliario de la mano de su suegro, Francisco Navarro.

Es el mundo del ladrillo donde hizo fortuna. Y poco a poco se fue haciendo con el control de las empresas que había ido creando junto a su suegro hasta lograr anteponer su nombre al de éste (Grupo Núñez y Navarro). Núñez aprovechó el desarrollo inmobiliario español iniciado tras la llegada de la democracia para incrementar de forma significativa su patrimonio y convertirse en uno de los constructores más prósperos del país.

Con ese creciente currículo se presentó a las elecciones del FC Barcelona y fue elegido presidente el 6 de mayo de 1978, cuando relevó a Raimon Carrasco tras derrotar en las urnas a Ferrán Ariño y Nicolau Casaus. Durante los 22 años en los que ocupó el puesto solo tuvo como adversarios a Sixte Cambra en las elecciones de 1989 y a Ángel Fernández en las de 1997.

Las de 1989 las ganó tras fichar, como entrenador del primer equipo, a Johan Cruyff, al que encomendó un nuevo proyecto deportivo que trajo consigo una limpia en el vestuario después del famoso 'Motín del Hesperia', en el que los futbolistas de la primera plantilla se enfrentaron a la directiva por un problema que tuvo su origen en unas inspecciones de Hacienda. De la mano del 'Flaco' y bajo el mandato del constructor nació el mítico Dream Team, que ganó la primer Copa de Europa de la entidad en 1992, además de cuatro Ligas consecutivas y una Copa del Rey.

Pero la relación entre ambos se fue deteriorando cuando el equipo empezó a dejar de ganar, y finalmente Núñez destituyó a Cruyff en mayo de 1995. A Ángel Fernández, José Luis Núñez lo derrotó en las elecciones de 1997 con el fichaje de otro entrenador holandés bajo el brazo, Louis van Gaal, cuya falta de sintonía con la grada y la sequía de títulos en su tercera temporada acabó, a la postre, con su carrera presidencial en la entidad azulgrana.

Bajo la presidencia de José Luis Núñez el club dio un salto de calidad que le situó en el primer plano del deporte mundial. En sus 22 años en el cargo, el equipo de fútbol conquistó 27 títulos, entre los que destacan siete Ligas, seis Copas del Rey, cuatro Recopas de Europa y la primera Copa de Europa.

También modernizó el Barça, convirtiéndolo en la entidad deportiva con más socios de España (pasando de 78.000 a 106.000 abonados y de 96 peñas a 1.300) y su lucha para conseguir un mejor reparto de los derechos de televisión uno de los aspectos por los que será recordado. Durante su mandato, las secciones del Barça también se han convertido en un referente en sus respectivos deportes. Con Núñez aumentó el patrimonio del club, realizando la última gran ampliación del Camp Nou, construyendo el Miniestadi, el museo que ahora lleva su nombre y la antigua residencia de La Masia y modernizando el Palau Blaugrana.

De su mandato también se recordará su tensa relación con los jugadores, especialmente con algunas estrellas del primer equipo de fútbol como Schuster o Maradona, y su equidistancia con el resto de instituciones catalanas, pues Núñez siempre tuvo claro que el Barça debía alejarse de las influencias políticas y mantener su independencia.

El 28 de julio de 2011, once años después de desaparecer de la escena deportiva, fue condenado a 6 años de prisión, al igual que su hijo José Luis Núñez Navarro, y a pagar una multa de dos millones de euros por el delito de cohecho y de otros 36.000 euros de multa por falsedad documental por su implicación en el "Caso Hacienda".

La sentencia de la Audiencia de Barcelona considera probado que Núñez padre e hijo, sobornaron a inspectores de Hacienda con casi un millón de euros para lograr así dejar de declarar al fisco aproximadamente 13,1 millones entre 1991 y 1999. La sentencia fue recurrida ante el Tribunal Supremo, que le rebajó la condena a dos años y dos meses. El 16 de noviembre de 2014, José Luis Núñez entró finalmente en la prisión barcelonesa de Quatre Camins, donde permaneció 71 días en régimen cerrado antes de obtener el tercer grado.

Tras abandonar la cárcel, con 83 años, volvió a retomar su actividad al frente del Grupo Núñez y Navarro. En abril de 2016, el nombre del expresidente del FC Barcelona Josep Lluís Núñez y de su hijo aparecieron en la lista de los supuestamente implicados en el caso de los papeles de Panamá. El estado físico del expresidente del Barça había empeorado desde el pasado verano y pasaba estancias en el hospital y en su domicilio particular hasta que se ha confirmado el fatal desenlace.

Ahora en Portada 

Comentarios