Domingo, 16.02.2020 - 20:05 h
También podría viajar una de sus hijas

Muere Kobe Bryant a los 41 años en un accidente de helicóptero en California

El departamento de Sheriff de Los Ángeles confirma el accidente y las víctimas, pero no ha identificado todavía los nombres. 

Bryant superó a Chamberlain y ya es cuarto máximo encestador de la historia
Muere Kobe Bryant a los 41 años en un accidente de helicóptero en California. / L.I.

Kobe Bryant, uno de los jugadores más emblemáticos de la historia de la NBA, ha fallecido este domingo 26 de enero en un accidente de helicóptero según ha anunciado el medio norteamericano TMZ y han repetido otros como Variety y ESPN. Lo que sí que está confirmado por parte del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles es que se ha producido un accidente con nueve víctimas. Al parecer, el exjugador de Los Angeles Lakers viajaba con al menos siete personas, entre las que, según el periodista especializado en baloncesto Adrian Wojnarowski, se encontraba una de sus hijas (Gianna, de 13 años) además del piloto. 

Siempre según el mismo medio, parece que su esposa, Vanessa Bryant, no viajaba en el vehículo accidentado. Testigos oculares confirman que el helicóptero se estrelló en una loma en el término de Calabasas (California). Bryant estaba casado y tenía cuatro hijas: Gianna, Natalia, Bianca y la recién nacida Capri

Bryant es, según Jerry West, el mejor jugador de la historia de los Lakers, y uno de los más admirados referentes baloncestísticos mundiales. Consiguió hazañas difícilmente repetibles como los 81 puntos en un mismo partido logrados el 22 de enero de 2006 ante los Toronto Raptors, o los 60 que anotó el día en que se retiró del baloncesto. Pero todo eso no es nada en comparación con los cinco anillos de campeón de la NBA que apuntó en su palmarés siempre, además, liderando a su equipo. Los primeros tres -2000, 2001 y 2002- los consiguió al lado de Shaquille O'Neal y los segundos -2009 y 2010-, con Pau Gasol como principal escudero. 

Aunque los números hablen por sí solos, el espíritu de sacrificio y la capacidad de superación de Black Mamba (ese era su apodo) quedarán para siempre en el recuerdo de las muchas generaciones que lo tomaron como referente y son el mayor legado que deja el escolta. La NBA solo le concedió un MVP, pero esa escasez fue siempre criticada por amplios sectores de los seguidores de la liga. En cuanto a otros galardones: fue 18 veces All-Star, máximo anotador en las temporadas 2006 y 2007, MPV del All-Star en cuatro ocasiones, estuvo presente 11 veces en el mejor quinteto de la temporada, se proclamó campeón del concurso de mates del All-Star de 1997 y logró dos oros olímpicos entre otros muchos logros y distinciones. 

El mítico dorsal 24 de Los Ángeles Lakers -aunque vistió durante mucho tiempo el 8- nunca abandonó la franquicia de su vida. El mundo del deporte está de luto porque no ha muerto solo un jugador de baloncesto, sino que ha fallecido una leyenda a la altura de los más grandes de cualquier disciplina. Eternamente comparado con Michael Jordan y exigido como su heredero, Bryant nunca rehuyó la responsabilidad de mantener a Los Lakers entre los mejores equipos de la liga. Recientemente, Lebron James le adelantó en la carrera de máximos anotadores de la historia, relegando al escolta a la cuarta posición. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING