Martes, 10.12.2019 - 09:43 h
España hace historia al ganar otra final

El Mundial de baloncesto, un campeonato con un impacto de más de 400 millones

Celebrar un torneo internacional de esta envergadura ha llegado a ser una gran inversión para los países que lo acogen cada cuatro años.

Marc Gasol lucha por un balón en la final. / EFE
Marc Gasol lucha por un balón en la final. / EFE

Con la Selección española ya como ganadora de la Copa del Mundo, el torneo se afianza en cada edición. Las audiencias y el impacto económico que produce en el país que acoge el torneo crece cada cuatro años. En esta edición de 2019, la primera en la que han pasado cinco años en lugar de cuatro desde la última edición, China espera superar los 400 millones.

El secretario general de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), Andreas Zagklis, se mostró confiado en sobrepasar ampliamente esta cifra. Según recogió el diario Expansión, el ejecutivo griego de la FIBA dijo estar "seguro de que en esta edición se alcanzará claramente niveles sin precedentes".

Las razones de Zagklis para confiar en ello se debe al nuevo sistema de grupos y eliminatorias que se ha implantado. Desde esta edición hay 32 equipos en lugar de los 24 anteriores y, por tanto, aumenta el número de partidos, de los 74 anteriores a los 92 actuales. A esta circunstancia se le añade la capacidad de los estadios chinos que albergan los partidos de la Copa del Mundo de Baloncesto.

La cifra de 408 millones respecto al impacto económico del Mundial de la FIBA fue la estimada por un estudio independiente realizado por Deloitte, y encargado por la propia Federación Española de Baloncesto (FEB) en 2014. En aquel año, España fue la sede de la Copa del Mundo.

A día de hoy, esta cifra de 408 millones es la mayor cifra logrado en cualquier evento de la FIBA. De acuerdo con ese estudio de 2014, una parte esencial de esa suma es la generada por los espectadores de todo el mundo, estimado en 82,4 millones. Al mismo tiempo, la asistencia media registrada en aquella Copa del Mundo fue del 80%.

La celebración del evento supuso no sólo la recuperación de la inversión inicial de 40 millones, si no también unos 75 millones para las arcas del Estado. Las empresas españolas aumentaron sus beneficios en un 39 millones gracias al mero hecho de celebrar la Copa del Mundo de la FIBA.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING