Lunes, 22.10.2018 - 10:22 h
Séptima jornada de LaLiga

Ni sin Messi ni con Messi: el Barcelona sigue en crisis y empata contra el Athletic

El equipo azulgrana cierra una semana adversa en la competición liguera después de sumar su segundo empate consecutivo en el Nou Camp.

Leo Messi, en el banquillo
Leo Messi vio todo el primer tiempo desde el banquillo. / Efe

Ya llega un momento que la crisis deportiva alcanza un nivel difícil de superar y ni siquiera el mejor jugador del mundo puede solucionarlo con solo saltar al campo. Messi no fue suficiente para evitar que el Fútbol Club Barcelona cerrase la peor semana en resultados en mucho tiempo y no pasara del empate a un gol frente al Athletic de Bilbao. Segundo empate consecutivo en su feudo, tras el sufrido contra el Girona hace una semana y al que hay que sumar la derrota cosechada a mitad de semana en su desplazamiento al que fuera colista de la tabla hasta ese mismo día, el Leganés.

Pero cuando uno es el mejor jugador del mundo se tiene que notar. Y el Barça al menos puede decir que evitó la derrota. Fue gracias a su estrella y fue gracias a la rectificación de Ernesto Valverde, que dejó en el banquillo al argentino y a Sergio Busquets para tener que sacarlos al campo al poco de arrancar la segunda parte cuando el Atlhetic de Bilbao ya ganaba gracias al tanto anotado por De Marcos. 

Fue entonces cuando los azulgrana se lanzaron con todo hacia la meta de los vascos. Ocasiones marradas inexplicablemente por Luis Suárez, Messi encontrándose con el palo... La suerte tampoco parecía acompañar a los de casa hasta que el joven portero bilbaíno, Unai Simón, fue incapaz de despejar hacia un lugar seguro un lanzamiento esquinado de Messi. El rechazo le llegó de nuevo al argentino que puso la pelota en el área pequeña y Munir, que apenas llevaba un par de minutos en el campo tras sustituir a Dembelé. Solo quedaban unos diez minutos por delante. 

A partir de ahí, un correcalles propio de las urgencias de los últimos minutos, con gol anulado por fuera de juego a los visitantes y más ocasiones desperdiciadas por el Barcelona. Sin embargo, el empate se quedaría en el marcador por segunda semana consecutiva en el Nou Camp y el Barcelona que se queda como líder solitario a la espera de lo que haga el Real Madrid en su enfrentamiento con el Atlético. La Liga española, más que nunca, parece empeñada este año a la igualdad.

Como siempre ocurre en el fútbol, la profundidad de la crisis o de las críticas hacia el entrenador por hacer rotaciones (hay jornada de Champions en pocos días) dependerá de lo que ocurra en el Santiago Bernabéu. Pero, pase lo que pase, la polémica está servida durante unos días. La polémica y la preocupación. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios