Pasabán: "Es verdad que hay dudas sobre los 14 'ochomiles' de Oh Eun-Sun"

  • La montañera española agradece a todos sus compañeros de expedición durante estos últimos nueves años la posibilidad de haber subido los 14 'ochomiles': "Sin ellos no lo haría".
Edurne Pasabán: "Ha sido increíble"
Edurne Pasabán: "Ha sido increíble"
Europa Press

La montañera española Edurne Pasabán ha mostrado su satisfacción por haber coronado los 14 'ochomiles' del planeta, un "sueño" para el que ha dedicado nueve años y "dejando de lado muchas cosas", y ha apuntado que la periodista Elisabet Hawley les ha pedido a ella y a la surcoreano Oh Eun-Sun pruebas de todas sus cimas para dirimir cual es la primera mujer en lograr la hazaña.

La tolosarra y su equipo han llegado este miércoles a Madrid, donde la recibieron sus familiares y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, Javier Uriarte, director general de Endesa, uno de los patrocinadores, y Santiago González, director de TVE, después de que el pasado 17 de mayor hiciese cima en el Shisha Pangma.

"Hace cinco minutos que he empezado a disfrutar", ha señalado Pasabán, emocionada tras visionar un video donde se reflejaban los dos momentos en que hollaba el Annapurna y el Shisha Pangma, las dos montañas del Himalaya que le restaban y que ascendió en esta primavera.

Este reto empezó para la española hace nueve años. "Cuando empecé con aquella historia no pensé que me dedicaría a acabar los 14. Las cosas en la vida hay que hacerlas poco a poco y llevo nueve años dedicados a la montaña, dejando de lado muchas cosas, pero que merece la pena por cumplir un sueño", ha confesado la vasca, que también ha indicado que fue hace dos años cuando se "planteó" coronar todos los 'ochomiles'.

Pasabán ha afirmado que "lo mejor" de su proyecto son las personas que le rodean y que su equipo "es el mejor del mundo". "Subo yo, pero sin ellos no lo haría. Son compañeros de cordada, escaladores y sobre todo amigos", ha añadido la montañera, que tampoco se ha olvidado de la gente que le ayuda en Nepal y el Tíbet. "Nos hicieron una fiesta el sábado que 'flipáis', le dije a mi madre que ya no hacía falta que me casara", ha bromeado.

La guipuzcoana recuerda con amargura el K-2, ascendido el 2004, "por las congelaciones y por una montaña tan dura", mientras que el Cho-Oyu, realizado en 2002, fue "el más fácil"."Cada una tiene su historia y sus 1000 páginas buenas y sus 1000 páginas malas", ha advertido.

"Lo más duro de las tres últimas es que he estado tres meses fuera de casa. Trabajamos bien en el Annapurna, que es muy peligrosa y fuimos con miedo y el Shisha fue duro psicológicamente. Tuvimos que esperar a que se abriese una ventana, 17 días con vientos de 50 km/h metidos en una tienda, era de locos", ha detallado la española.

Pasabán tiene previsto "seguir colaborando" con 'Al filo de lo imposible' y "buscar proyectos nuevos", y entre ellos tiene "en mente subir el Everest sin oxígeno". En lo que realmente piensa ahora, es en las vacaciones. "Es la primera vez en diez años que tengo el agosto libre", ha sonreído.

Dudas sobre el trabajo de Oh Eun-Sun

La montañera española también ha tenido palabras para lo sucedido en el Annapurna, con la trágica muerte de Tolo Calafat, y para dar su opinión sobre si la coreana Oh Eun-Sun ha hecho las 14 cimas.

Del primer tema, y en relación a que no se ayudó lo suficiente al balear, se limitó a decir que los humanos tienen "el fallo grande de hablar de la gente sin conocerla". "Opinan sobre cosas que no han vivido, en las que te juegas la vida, y lo hacen desde el sofá de su casa. Es respetable, pero somos duros y malos con nosotros mismos o los demás", ha afirmado.

Más claro fue su compañero de equipo Asier Izaguirre, que cree que "cuando pasan cosas a 7.000 metros nunca se va a valorar si no estás arriba" y que "aunque uno quiera, el cuerpo a veces no quiere reaccionar", mientras que Ferrán Latorre, que sufrió un accidente en el Annapurna y tuvo que retornar a España, fue contundente.

"Estamos pasando del 'himalayismo' en equipo a individualista y con grupos con intereses particulares. Las excusas de que a 7.000 metros no se puede hacer nada no me parecen éticas y si yo hubiera dejado a alguien por el camino habría tenido probablemente problemas de conciencia", ha afirmado.

"Terminó los 14 ochomiles"

Por otro lado, sobre la coreana, Pasabán piensa que "terminó los 14". "La he felicitado y somos los segundos, pero es verdad que hay dudas sobre algunas cumbres. Miss Hawley (periodista estadounidense y toda una eminencia en este tema) lo pone como dudoso y yo le he dado 14 fotos y un dossier de todos los que me han acompañado, y le ha pedido lo mismo a Oh", ha recalcado.

Finalmente, tampoco ha querido hacer demasiado caso a aquellos que la critican diciendo que 'la suben'. "Antes me hacían daño, pero me ha felicitado mucha gente como Reinolf Messner, Gerlinde Kalterbrunnen o Denis Urubkov, el único que está haciendo cosas interesantes en los 'ochomiles'", ha sentenciado.

Mostrar comentarios