Miércoles, 21.11.2018 - 09:54 h
Ha sido denunciado

Piqué, 'pillado' circulando en Barcelona sin puntos en el carné de conducir

La Guardia Urbana ha parado al futbolista en un control rutinario y ha comprobado que éste circulaba sin puntos por infracciones anteriores.

Épico mensaje de Piqué tras ganar la Final de la Copa del Rey en Madrid
Piqué había perdido todos los puntos del carné

La Guardia Urbana de Barcelona ha denunciado este viernes al jugador del FC Barcelona Gerard Piqué al descubrir que circulaba sin puntos del carné, han informado fuentes municipales a Europa Press.

Según ha informado Ser Cataluña, los agentes han parado a Piqué en una calle del Eixample poco antes de las 15.00 horas. Han comprobado que el futbolista circulaba sin puntos en su carné de conducir y que le habían sido retirados por otras infracciones.

Ante esta situación, los agentes han denunciado al futbolista. Además, según sentencias recientes del Tribunal Supremo ya no se considera una falta administrativa, sino un delito contra la seguridad vial que podría ser penado con multa, horas de servicio a la comunidad o penas de prisión de hasta seis meses.

No es la primera vez que Piqué protagoniza un altercado de estas características. En 2014 también fue denunciado por falta de respeto y desobediencia leve a la autoridad, tras un encontronazo con la Policía cuando su hermano Marc fue multado por una infracción de tráfico.

Durante la discusión, el defensa del Barcelona espetó a los agentes de la Guardia Urbana frases como "esta denuncia va a quedar en nada porque llamo a tu capo y me la quita", "voy a hablar con tus jefes y se te va a caer el pelo", "esta multa la va a pagar tu padre", o "me tenéis envidia porque soy famoso".

El incidente, que tuvo lugar en las inmediaciones de una discoteca, tuvo un enorme eco mediático y la indignación que causaron las expresiones que presuntamente utilizó, obligó al futbolista catalán a disculparse en Twitter... al más puro estilo Piqué. 

Finalmente, fue condenado en marzo de 2015 a una multa de 10.500 euros por increpar de forma airada, despectiva y agresiva a dos agentes. La sentencia recriminó al fitbolista su "actitud despectiva y de agresividad verbal y gestual".

Ahora en Portada 

Comentarios