¿Quién podría ser el sustituto de Carlo Ancelotti en el Real Madrid?

    • La continuidad del técnico es una incógnita y los nombres de Jurgen Klopp, Löw, Zidane, Rafa Benítez o Míchel podrían estar encima de la mesa.
    • El obsoleto sistema de rotaciones, principal pecado del técnico italiano en su segundo año en la entidad.
Klopp insta a poner fin al "teatro" del fichaje del Bayern por Lewandowski
Klopp insta a poner fin al "teatro" del fichaje del Bayern por Lewandowski
P. A. S.

El Real Madrid está acostumbrado a la excelencia eterna y un año en blanco es difícil de digerir para un club que está acostumbrado a estar rodeado de trofeos. Ancelotti consiguió cuatro títulos en su primer año, Décima Champions League incluida, pero a día de hoy, su futuro en el banquillo del Real Madrid es una incógnita.

Cuando las victorias fluían allá por diciembre se hizo un canto a la renovación del técnico pero lo cierto es que a día de hoy puede haber dudas con respecto a la figura de un técnico que siempre ha sido un ejemplo en el saber estar y el trato con los futbolistas. El principal pecado del italiano este año: un obsoleto sistema de rotaciones que ha fundido a los jugadores más importantes de la plantilla y ha dado pocas oportunidades a los miembros de un banquillo que han pasado inadvertidos.Los posibles candidatos

Jurgen Kloop

Medio mundo está loco por el carismático Jurgen Kloop. Hace un mes el codiciado técnico alemán confirmó que no seguirá en el Borussia de Dortmundla próxima temporada y los equipos más importantes del mundo ya se han colocado en la fila para ser el elegido. El técnico heredó a un Dortmund arruinado y lo convirtió en oro con jugadores jóvenes. Su currículo es inmaculado: 2 Bundesligas, 2 Copas de Alemania (puede ganar la tercera) y 2 Supercopas de Alemania con un equipo que tiene que competir con el poderío económico del Bayern. Además, llevó al Borussia a una final de la Champions disputada en Wembley donde sucumbieron ante el conjunto bávaro.

Su modelo futbolístico ha dado grandes frutos. En sus primeros años dotó al equipo de un sistema basado en asociaciones rápidas pero, a raíz de la marcha de Götze, imperó el fútbol vertical. El arte de correr que elevó Mourinho a la máxima potencia y que tanto gustó al público del Bernabéu.

Zinedine Zidane

Que Zinedine Zidane sea entrenador del Real Madrid es un viejo sueño de Florentino. Tras su retirada en 2006, el francés siguió viviendo en la capital de España formándose para dar el salto al banquillo del Bernabéu. El año pasado tomó la alternativa aprendiendo de Carlo Ancelotti y este año cogió las riendas del Castilla al que no ha podido clasificar para los playoffs de ascenso a la Liga Adelante. Su relación con los jugadores es muy buena y su puesto de entrenador sería un golpe de efecto para una afición que le tiene como un ídolo.

Joachim Löw

Löw representa el sueño americano hecho en Alemania. Como jugador fue un delantero más de la Bundesliga pero como entrenador se ha consagrado siendo campeón del mundo sin haber entrenado a ningún grande. Comenzó como ayudante en el Sttutgart con Rofl Fringer y pasó por el Fenerbahce, Karlsruher, Adanaspor, Innsbruck y Austria de Viene antes de convertirse en ayudante de Klismann en la selección alemana que pereció en las semifinales del Mundial 2006. Tras el varapalo, Klismann se marchó y Löw llevó al conjunto germano en la cima del fútbol en Brasil con un sistema futbolístico basado en las asociaciones y la verticalidad. El alemán siempre fue un devoto del estilo español que podría implantar si acaba convirtiéndose en técnico del Real Madrid.

Rafa Benítez

Ya es un secreto a voces que Rafa Benítez no seguirá en el banquillo del Nápoles la próxima temporada y su currículo es demasiado importante como para no estar en la agenda de los directores deportivos de medio mundo. El técnico madrileño se formó en el Madrid y de ahí al cielo. Ganó dos ligas y una UEFA con el Valencia y su hito más importante, devolver al Liverpool a la cima del fútbol europeo tras remontar un 3-0 al Milan de Ancelotti en el descanso. El técnico español se agarra a buen entramado defensivo y el contragolpe como principal virtud para sobreponerse a sus rivales.

Míchel

Siempre suena Míchel. El carismático miembro de la quinta del buitre siempre ha estado en las quinielas para sentarse en el banquillo del Bernabéu pero su presencia la próxima temporada parece una utopía. Ahora está en paro después de ser despedido del Olympiacos después de haber conseguido dos ligas y una copa. Como jugador en el club, ganó 6 ligas, 2 copas, 4 supercopas, una copa de liga y 2 de la UEFA.

Mostrar comentarios