Sábado, 30.05.2020 - 14:25 h

Redención de bronce para Natalia y sueños de medalla para Olmedo

Natalia Rodríguez encontró en la medalla de bronce en 1.500 una redención menor que le permite, al menos, sacarse la espina de su descalificación en la final de Berlín 2009 y al equipo español meterse en el medallero de los campeonatos.

José Antonio Diego

Daegu (Corea del Sur), 1 sep.- Natalia Rodríguez encontró en la medalla de bronce en 1.500 una redención menor que le permite, al menos, sacarse la espina de su descalificación en la final de Berlín 2009 y al equipo español meterse en el medallero de los campeonatos.

En la misma disciplina, Manuel Olmedo garantizó representación española en la final, algo que no hubo en el Mundial anterior, y sueña con una final semejante a la carrera en la que hoy obtuvo el cuarto puesto en la penúltima ronda.

La final femenina de 1.500 siguió en Daegu un guión parecido al de la europea de Barcelona 2010, en la que Natalia también llego tercera. Aquella carrera se le pasó hoy por la cabeza en pleno esfuerzo, cuando observó en el videomarcador que, en la recta de meta, se le echaban encima rivales que no habían gastado nada hasta entonces.

Maryam Jamal, la atleta bahrainí heredera de la medalla de oro que perdió la española en Berlín, puso a trabajar a su compatriota Mimi Belete pero no sacó provecho porque a la hora de la verdad no aguantó el cambio de Natalia Rodríguez al penetrar en el último giro y se descolgó hasta el último puesto.

La española tenía tantas ganas de colgarse la medalla de oro que se precipitó en tomar la cabeza, haciendo involuntariamente de liebre para las reservonas a lo largo de los últimos 450 metros, de forma que en la recta se quedó sin cambio. Tuvo que asistir, impotente, al adelantamiento de la estadounidense Jennifer Simpson, ganadora con 4:05.40, y de la británica Hannah England, segunda con 4:05.68.

Pero Natalia logró, al menos, mantener a raya a la marroquí Btissam Lakhouad, que llegaba por detrás con aviesas intenciones, y terminar tercera con 4:05.87.

Jamal aspiraba a ser la primera que consigue un tercer título consecutivo en unos Mundiales, y terminó última.

Dos años y una semana después del "despojo" de Berlín, el 23 de agosto del 2009, Natalia Rodríguez ha conseguido la medalla por la que ha estado luchando durante toda su carrera. No la que ella quería, la de oro, pero medalla al fin y al cabo, que deja atrás definitivamente aquél "palo muy gordo" de Berlín, como ella lo define.

El destino quiso que Gelete Burka, a quien según los jueces derribó Natalia en la final berlinesa, no estuviera hoy en la final. Se retiró en semifinales, pero sí estaba otra etíope, Kalkidam Gezahegne, de sólo 20 años, que batió a Natalia en la final de los Mundiales en pista cubierta de Doha 2010, aprovechando el pique entre la española y Burka. Hoy sólo ser quinta.

De los tres españoles presentes en semifinales de 1.500, sólo Manuel Olmedo superó la última criba. El sevillano, que corrió la segunda serie, como Juan Carlos Higuero, disfrutó de una carrera limpia, lanzada por el keniano Daniel Komen, y supo estar colocado en la última vuelta para ganarse una de las cinco plazas de acceso directo a la final. Terminó cuarto en 3:36.91.

Higuero, por el contrario, acusó la falta de base después de haber estado seis meses parado el pasado año tras su operación de pubis. Cuando la carrera se puso tensa, no encontró respuesta en sus piernas y terminó décimo, lo mismo que su paisano Diego Ruiz en la primera semifinal.

Resultados de los españoles en la sesión de tarde:

- Diego Ruiz: décimo en la semifinal 1 de 1.500 con 3:49.26. Eliminado.

- Manuel Olmedo: cuarto en la semifinal 2 de 1.500 con 3:36.91. A la final.

- Juan Carlos Higuero: décimo en la semifinal 2 de 1.500 con 3:37.92. Eliminado.

- Natalia Rodríguez: medalla de bronce en la final de 1.500 con 4:05.87.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING