Miércoles, 14.11.2018 - 02:44 h
Liverpool 5 - 2 Roma 

El Liverpool arrolla a la Roma y acaricia el puesto en la final de Champions League

Liderados por el egipcio Mohamed Salah, autor de dos goles y dos asistencias, los 'Reds' se impusieron al equipo de Eusebio Di Francesco. 

Diego Perotti (i) de la AS Roma anota de penalti el segundo gol de su equipo durante el partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones entre el Liverpool FC y la AS Roma que se juega hoy, martes 24 de abril de 2018, en el estadio de Anfield de Liv
El Liverpool se acerca a la final tras golear a la Roma (5-2). / EFE 

El Liverpool goleó (5-2) este martes a la Roma en el partido de la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, un partido donde los de Jürgen Klopp rozaron la perfección merced a su tridente formado por Salah, que realizó una exhibición con dos goles y dos asistencias, Roberto Firmino, que anotó un doblete, y Sadio Mané, que marcó una diana en un choque que maquilló el conjunto italiano gracias a los tantos de Edin Dzeko y Diego Perotti.

A pesar de no ser, a priori, la semifinal de más relumbrón de los últimos años en la Liga de Campeones, 'reds' y 'giallorossi' se encargaron de desterrar un duelo calificado de 'Cenicientas' y donde el protagonista fue Salah, elegido mejor jugador de la Premier League esta temporada y que castigó a sus excompañeros con dos goles y dos asistencias. 

Bajo el liderazgo del delantero, bien secundado por sus dos compañeros de 'tridente' y por el ambiente de Anfield, los de Juergen Klopp llegaron a tener prácticamente el billete para Kiev, pero los de Eusebio di Francesco no se dejaron ir.

Un partido de gran intensidad 

El encuentro se desarrolló en sus primeros minutos con gran intensidad y con ocasiones por parte de ambos conjuntos. Salah, Firmino y Mané pusieron en jaque en repetidas veces a la zaga visitante. Aún así, el conjunto local vivió sus peores momentos con la lesión de Alex Oxlade-Chamberlain, que se marchó del terreno de juego entre gestos de dolor justo antes de que Alexander Kolarov estrellase un balón suelto en el larguero.

Tras esto, el partido bajó sus revoluciones, aunque sólo fue un espejismo. Mané disfrutó de un mano a mano para adelantar a su equipo pero el disparo se fue por arriba. Un minuto más tarde, el senegalés volvió a tener el 1-0 con otro disparo desviado.

Con ocasiones de Firmino y Mané, Salah quiso sumarse a la fiesta con el Liverpool viviendo sus mejores momentos rondando la media hora de juego. El egipcio rompió la igualdad con un balón directo a la escuadra con su zurda y, justo después de que Dejan Lovren rozase el segundo con un cabezazo al larguero, el delantero local repitió merced a una contra, una de las especialidades del equipo inglés, finalizada con una vaselina sobre Alisson para poner en pie a Anfield.

Firmino y Mané se unieron a la fiesta 

El dominio local se acentuó más al comienzo de la segunda mitad. Mané, en su tercer intento, envió una pelota al fondo de la red gracias a una asistencia del omnipresente Salah, pero el 3-0 no dejó satisfecho a un Liverpool que probablemente pensó en la increíble remontada de la Roma ante el Barcelona en cuartos. Así, Salah volvió a vestirse de héroe para poner el cuarto en bandeja a Firmino bajo el delirio de un Anfield que no soñaba con la final después de que el '9' completase su doblete con un cabezazo a la salida de un córner.

La Roma trató de reaccionar aunque de forma tardía y trató de poner cerco a la portería de Karius. Patrik Schick probó al portero alemán que, sin embargo, no pudo evitar que Dzkeo aprovechase un buen centro de Radja Nainngolan. Ese gol dio esperanzas al equipo italiano, que se mantuvo en pie tras estar K.O gracias a un segundo gol, obra de penalti de Perotti.

Ahora en Portada 

Comentarios