Rubén Castro asistió al entrenamiento a puerta cerrada del equipo

  • El delantero del Real Betis Rubén Castro ha asistido hoy al entrenamiento de su equipo, que fue a puerta cerrada para el público y los periodistas en el estadio Benito Villamarín, después de que ayer tarde quedara en libertad con cargos tras ser denunciado por lesiones y agresión sexual por su exnovia.

Sevilla, 29 may.- El delantero del Real Betis Rubén Castro ha asistido hoy al entrenamiento de su equipo, que fue a puerta cerrada para el público y los periodistas en el estadio Benito Villamarín, después de que ayer tarde quedara en libertad con cargos tras ser denunciado por lesiones y agresión sexual por su exnovia.

Al término de la sesión, el futbolista canario, máximo goleador del Betis con 18 tantos en lo que va de temporada, salió con su vehículo del aparcamiento del estadio, sin hacer declaraciones ni pararse ante los informadores que le esperaban a la salida, en la que también se congregó un grupo de aficionados.

La plantilla bética continúa con la preparación del último partido de liga, que disputará el sábado en el estadio del Levante y en el que los verdiblancos necesitan sumar un punto para garantizarse matemáticamente la clasificación para la Liga Europa.

Rubén Castro fue detenido ayer martes, tras el entrenamiento matutino del Betis, después de una denuncia de su expareja por un presunto delito de lesiones y también por presunta agresión sexual, acusaciones por las que el delantero prestó declaración por la tarde en el Juzgado número 3 de Violencia sobre la Mujer de Sevilla.

La juez ordenó la puesta en libertad con cargos del futbolista, al que le ha impuesto una orden de alejamiento de 300 metros con respecto a la denunciante, de 24 años, y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio.

Mostrar comentarios