Jueves, 28.05.2020 - 00:34 h

Scariolo: "No tenemos que obsesionarnos con los lanzamientos. Ya entrarán"

Sergio Scariolo, entrenador de la selección española, analizó para Efe la marcha del equipo nacional en el Europeo de Lituania y aseguró, en el día de descanso después de la clasificación para la segunda fase, que no hay que "obsesionarse con el porcentaje de acierto de los lanzamientos".

Panevezys (Lituania), 3 sep.- Sergio Scariolo, entrenador de la selección española, analizó para Efe la marcha del equipo nacional en el Europeo de Lituania y aseguró, en el día de descanso después de la clasificación para la segunda fase, que no hay que "obsesionarse con el porcentaje de acierto de los lanzamientos".

"Con estas tres victorias hemos acortado el campeonato. Ahora es más parecido al que había antes. Nos quedan ocho partidos contra rivales de primerísimo nivel desde Lituania, Turquía, los de la segunda fase y luego los cruces. Son todos partidos contra pretendientes a estar en la final y esto nos tiene que motivar más aún", dijo Scariolo.

"Cada día hemos dado un paso adelante en alguna faceta del juego, en la recuperación o en la confianza de algunos jugadores, pero ahora la competición sube de nivel", añadió.

El equipo ha ido de menos a más y durante la preparación se hizo hincapié en que no se podía comenzar al cien por cien el campeonato.

"Teníamos muy claro que el nivel de los rivales y la duración del campeonato, además de tener que jugar cinco partidos en seis días, nos obligaban a estar muy atentos a la preparación y a los golpes, a pequeñas lesiones posibles y a las sobrecargas de algunos de nuestros jugadores. Sobre todo Juan Carlos Navarro, Pau, Rudy y Marc son jugadores que no pueden llegar ni tocados ni cansados al momento de los cruces en los que te juegas todo", subrayó.

Lituania será el primer gran rival con el que nos enfrentaremos.

"Es un equipo muy fuerte con grandes jugadores y en un ambiente que es el sexto jugador en la cancha. Ya lo probamos en un amistoso en Kaunas y aquí volverá a ser lo mismo. Desde entonces nuestro nivel de activación y de dureza ha subido, y más tendrá que subir porque el nivel atlético de Lituania es altísimo", indicó a Efe Scariolo.

"Pueden asumir un partido de gran velocidad sin ningún problema y juegan una buena defensa que puede forzar errores para jugar a campo abierto, que es su mejor arma junto al bloqueo directo con pívots muy rápidos que continúan. Es un equipo con un reparto de roles muy bien hecho y, como decíamos, tienen una energía extra que ponen en la cancha arropados por un gran público", explicó.

En el debe de la selección se puede apuntar la falta de puntería de los jugadores exteriores.

"Es verdad que nos falta un poco de puntería. Hemos realizado bien los tiros casi siempre pero no han entrado con un porcentaje muy alto. No me preocupa en el sentido de que no hay que angustiarse con algo contra lo que no se puede hacer nada. Si uno se obsesiona, peor. Confío mucho en todos nuestros aleros", observó el entrenador.

"Este año no teniendo a un cuatro que tira de tres puntos, la responsabilidad anotadora desde esa distancia recae, básicamente, en los aleros. Navarro ha tirado por encima del cuarenta por ciento y ahora confío en que los otros jugadores también suban su porcentaje de acierto. Tenemos que obsesionarnos en la elección del tiro, no en el acierto, porque a partir de ahí vendrá", siguió Scariolo.

Por contra, el juego interior cada vez es más sólido y fuerte. "Estamos encontrando un mejor equilibrio en el aprovechamiento de los espacios, que no son muchos. Con la presencia de dos jugadores interiores, hay que hilar muy fino", comentó.

"También depende de cómo nos pasamos la pelota y del acierto. Si hay más acierto, la defensa tendrá que estar más pendiente del perímetro y no podrá hacer tantas ayudas a los interiores, Es un poco una cadena en la que todo va unido", añadió.

Otro asunto importante es enganchar jugadores a la causa, que cuantos más jugadores, mejor, puedan aportar y sumar al juego colectivo del equipo.

"Ojalá todos. Todos están muy enganchados mentalmente, muy presentes, con muchas ganas. A veces es, quizás, un exceso de ganas de hacerlo muy, muy bien lo que crea un poquito de ansiedad. A veces tener un rol diferente al rol que se tiene en el club. Se puede tener un poco menos de protagonismo en algunas facetas, pero se puede ser importante para el equipo en otras facetas. Se puede jugar un gran partido sin meter quince puntos", finalizó Sergio Scariolo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING