Viernes, 22.03.2019 - 16:13 h
Aterrizan en Barajas

Caras largas en la llegada de la selección española a Madrid tras su eliminación

Está casi descartada la continuidad del seleccionador y Michel, Luis Enrique y Quique Sánchez Flores serían las tres opciones para sustituirle.

La selección española, España, llega al aeropuerto de Barajas, Madrid
Caras largas en la llegada de la selección española a Madrid tras su eliminación. / EFE

Abatidos y con caras largas en un desangelado ambiente. Así llegaban los jugadores de la selección española al Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas en un viaje de regreso anticipado y que pocos esperaban que fuera tan pronto (25 días después), justo un día después de quedar eliminados del Mundial en octavos. Numerosos abrazos entre ellos antes de salir del aeropuerto. Muchos cogieron otros vuelos para irse ya de vacaciones. Según adelanta Telecinco está casi descartada la continuidad de Fernando Hierro al frente de La Roja y Michel, Luis Enrique y Quique Sánchez Flores serían las tres opciones para sustituirle. 

El avión en el que viajó la expedición aterrizó en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas a las 21:30. El vuelo tenía previsto tomar tierra en la T1 a las 19:30, pero un retraso en su salida hizo que finalmente lo hiciera dos horas más tarde.

La delegación española se marchó esta mañana abatida y con caras de tristeza en sus 23 jugadores de Krasnodar, donde tuvo su residencia durante su participación en el Mundial hasta ser eliminada por Rusia en los octavos de final.

Las caras largas digiriendo un duro momento en todos los jugadores fue la imagen extendida entre la delegación española, con el cuerpo técnico y el resto de la delegación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en el momento de subir al avión de vuelta para abandonar Rusia.

Después de regresar de madrugada de Moscú a Krasnodar, donde llegaron a las 02:00 de la madrugada para media hora después llegar a su 'cuartel general' los internacionales españoles apenas pudieron dormir con la tensión de un partido que se decidió en los penaltis y el disgusto de la eliminación.

Andrés Iniesta dejó la imagen del aeropuerto, al caminar por la terminal de salida de vuelos internacionales con el balón en sus manos del que fue su último partido como internacional tras anunciar su adiós a la selección. El chárter que trasladó a la Roja de vuelta a España, partió de Krasnodar y llegó a las 21:30 a la Terminal 1 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Los jugadores abandonaron el aeropuerto por la T4, saliendo por la sala premium, para cada uno dirigirse a sus domicilios e iniciar sus vacaciones antes de lo que tenían previsto.

Ahora en Portada 

Comentarios