Supercopa 2012, Real Madrid 2 - 1 Barcelona: la noche más plácida de Mourinho

  • El portugués gana por primera vez al Barcelona en el coliseo blanco. El entrenador del Madrid tardó casi 50 minutos en dar las primeras instrucciones desde la zona técnica. Por el contrario, Tito Vilanova no se sentó hasta el minuto 60.

Tito Vilanova se fue al descanso muy serio
Tito Vilanova se fue al descanso muy serio
Lola Hernández
Roberto Arnaz

Esta madrugada se ha vivido en Madrid el sueño 'mouriñista' de una noche de verano. A los pocos minutos de que se iniciara la final de la Supercopa que enfrentaba a su equipo con el FC Barcelona, el entrenador portugués contemplaba ante sí un escenario inmejorable: jugaba en casa, ganaba dos a cero y el eterno rival, el que tantas veces le había castigado, contaba con un jugador menos.

Tan plácida era la noche que el siempre expresivo Mourinho tardó nada menos que 50 minutos en salir al área técnica para dar las primeras instrucciones. No fue hasta el minuto 5 de la segunda parte cuando salió al área técnica para corregir la posición de algunos de sus jugadores.

En toda la primera mitad el entrenador madridista únicamente salió del banquillo para protestar un par de acciones, sobre todo una supuesta falta de Pedro a Pepe. Por el contrario, Tito Vilanova no probó la comodidad de su asiento ni un solo segundo. El técnico del Barcelona pasó los primeros 45 minutos de pie viendo a ras de campo el castigo que el Madrid infligió a sus hombres.

En su primera visita al Bernabéu Vilanova apenas se sentó, al contrario que Mourinho. El portugués incluso se permitió el lujo de dar entrada a su flamante fichaje, Luca Modric, gesto que la afición blanca premio con un sonoro aplauso.

Al final la jugada estuvo a punto de salirle cara al entrenador madridista, que ni se inmutó ante la doble ocasión del Barcelona en el descuento y salió de los últimos del banquillo cuando el arbitro, Mateu Lahoz, pito el final del partido.

Por una vez, Mourinho decidió quedarse en un segundo plano y ceder el protagonismo a sus jugadores, artífices de la victoria sobre el Barcelona con una primera media hora llena de intensidad. Ni siquiera acompaño a los jugadores en la vuelta de honor al Bernabéu. ¿Marcará esta victoria el nacimiento de un nuevo Mou?

Mostrar comentarios