Miércoles, 01.04.2020 - 10:20 h

Tarragona tendrá a Alejandría como única rival en pelea por la sede de 2017

La ciudad egipcia de Alejandría será la única rival de Tarragona en su pugna por obtener la sede de los Juegos del Mediterráneo de 2017, tras la retirada de Trípoli.

Madrid, 30 sep.- La ciudad egipcia de Alejandría será la única rival de Tarragona en su pugna por obtener la sede de los Juegos del Mediterráneo de 2017, tras la retirada de Trípoli.

Mario Rigau, presidente ejecutivo de la candidatura española, indicó hoy a EFE que en los documentos preparatorios de la elección que ha recibido de parte del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos "ya no figura Trípoli", por lo que da por hecha su retirada.

"Será un mano a mano con Alejandría", dijo Rigau sobre la votación del 15 de octubre en la localidad turca de Mersin.

La ciudad egipcia no es una rival fácil de batir, destacó, porque calculan que se hará con el apoyo de la mayoría de los países árabes, una unidad de voto que Tarragona "intentará romper", precisó Rigau, "enfocando el final de campaña hacia la solidez de nuestro proyecto".

"Entiendo que Alejandría apelará a la apertura que los Juegos supondrían para el país en este momento de cambio para Egipto, pero nosotros seremos fieles a nuestro estilo: hay que votar lo mejor para los Juegos Mediterráneos y creemos que lo mejor es Tarragona", destacó.

Rigau señaló que su candidatura evitará en todo momento, durante la presentación final en Mersin, "mostrarse arrogante con los éxitos del deporte español". Un mensaje en vídeo de Pau Gasol será la única intervención de un campeón a favor de Tarragona, aunque también estará en Mersin la atleta Natalia Rodríguez, bronce mundial en los 1.500 metros y concejala de deportes tarraconense.

Junto a las autoridades locales, viajarán a Mersin para defender la candidatura el secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler, la senadora del PP y exjudoca Miriam Blasco, el miembro del COI José Perurena y varios miembros del Comité Olímpico Español (COE), encabezados por su presidente, Alejandro Blanco.

Mientras que Alejandría ha puesto su campaña de promoción internacional en manos de una consultora, la de Tarragona la ha llevado "en un 90 por ciento el COE", que ha primado, dijo Rigau, el trato cercano y personal con los votantes. Junto a Blanco, la vicepresidenta Theresa Zabell y el secretario general Víctor Sánchez han conducido los contactos.

El presidente ejecutivo considera que la coincidencia de tres países aspirantes a organizar los Juegos Olímpicos de 2020 -España, Italia y Turquía- entre los que elegirán los Juegos Mediterráneos puede ser usada como plataforma de lanzamiento o de negociación de votos por las distintas candidaturas, pero piensa que, en general, "son dos citas diferentes y con magnitudes tan distintas".

Entre los 80 votos que decidirán la sede de 2017 hay 14 que corresponden a miembros del COI, aunque se desconoce cuántos irán a Mersin.

Rigau celebró la unidad de todos los grupos políticos en torno al proyecto de Tarragona, tras algunas discrepancias que coincidieron con la campaña electoral para las últimas elecciones municipales.

"Ya estamos todos unidos. Incluso en las subsedes en las que ha habido cambio de alcalde, la sintonía es igual o mejor", indicó.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING