Miércoles, 13.12.2017 - 14:15 h

Nadal aguanta a Raonic y jugará la final en el torneo de exhibición de Abu Dabi ante Goffin

El balear tuvo más 'batalla' ante el norteamericano, al que derrotó en la final del año pasado de la cita, que en la víspera frente al checo Toma Berdych, pero mostró de nuevo un juego sólido ante un rival que suele dar poco ritmo y que había terminado la temporada 2016 a buen nivel.

Ahora, el jugador manacorí intentará cerrar este 'aperitivo' previo al inicio de la campaña 2017 ya en Brisbane (Australia) con otra victoria en la final frente al belga David Goffin, que sorprendió al escocés Andy Murray, actual número uno del mundo, al que derrotó por 7-6, 6-4 y que evitó un siempre atractivo duelo entre el de Dunblane y el español.

Con un partido ya en sus piernas, Nadal pareció mantener el nivel que había ofrecido ante Berdych, al que había dominado con cierta facilidad y agresividad, pero Raonic fue más rival y aprovechó su opción en el segundo para alargar el partido a una tercera manga donde el español fue más sólido.

Las cosas comenzaron bien para el nueve veces campeón de Roland Garros. De nuevo firme en la pista, no tardó en desactivar al canadiense, al que endosó un severo 5-0 de inicio, amenazando con un 'rosco' como en su estreno.

El norteamericano, demasiado errático y sin poder imponer su juego ante la profundidad del balear, no encontró ni siquiera soluciones en su poderoso servicio y su primer 'ace' no llegó hasta el sexto juego. En menos de media hora, el exnúmero uno del mundo mandaba en el marcador (6-1).

Raonic mejoró en el segundo set, gracias a que su saque comenzó a funcionar y eso le permitió conectar más ganadores y poder subir con más facilidad a la red. Sin embargo, fue Nadal el que tuvo la opción de poder romper, pero no aprovechó un 15-40 con 2-2 que podría haber cambiado el parcial. En cambio, el número tres del mundo sí sacó partido a su primera opción al resto en el siguiente juego, un renta que no desperdició para forzar un tercer y definitivo set.

El balear tenía claro que no podía dar concesiones al servicio y en ese aspecto se afanó en esta última manga para no dar opciones a un Raonic al alza y peligroso. Pero un pequeño bajón en el saque y una doble falta, le abrieron al español la puerta del 'break' de nuevo.

En esta ocasión, Nadal no perdonó y cogió una iniciativa que su rival ya nunca inquietó y que le permitirá pelear por su cuarta victoria en esta exhibición de Abu Dabi tras las de principios de este año y las de 2010 y 2011.

Ahora en portada

Comentarios