Miércoles, 20.02.2019 - 03:15 h

Gómez Noya, el héroe que superó una enfermedad de corazón, recibe el Princesa de Asturias de los Deportes 2016

El triatleta tuvo tuvo que superar una dolencia cardíaca y varias lesiones graves que a punto estuvieron de retirarle de la práctica deportiva.

Es campeón del Mundo y Europa y el único triatleta con cinco títulos mundiales. La mala suerte le ha privado del oro olímpico.

Gómez Noya, el héroe que superó una enfermedad de corazón, recibe el Princesa de Asturias de los Deportes 2016

Francisco Javier Gómez Noya es una leyenda viva del deporte español y eso no hay quien lo discuta. El mejor triatleta de la historia ha recibido en el Teatro Campoamor de Oviedo el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2016. Nació el 25 de marzo de 1983 en Basilea (Suiza), donde trabajaban sus padres, aunque cuando tenía tres meses su familia se trasladó a vivir a la localidad coruñesa de Ferrol.

El deportista gallego, que ya estuvo entre los candidatos al premio el año pasado cuando recayó en los hermanos Pau y Marc Gasol, era uno de los favoritos al oro olímpico en los Juegos de Río de Janeiro, pero una inoportuna caída a semanas de la cita le apartó de la posibilidad de sumar su segunda medalla.

"Este premio es agradecimiento a una trayectoria con muchos obstáculos en el camino. Este año ha sido difícil, pero hay que sobreponerse y ya pienso en la próxima temporada que espero sea exitosa", recalcó el triatleta en Oviedo. El Rey le ha presentado como un deportista total  y "un símbolo de la ilusión".#EnDirecto El Rey presenta Gómez Noya como un deportista total, "un símbolo de la ilusión"https://t.co/PkmXkd8crO https://t.co/NTGFG6SgoB— El Mundo En Vivo (@ElMundoEnVivo) 21 de octubre de 2016

"Por su incontestable y brillante palmarés, por su esfuerzo y perseverancia ante la adversidad, por ser un ejemplo de superación", aseguró el Rey.

"Fueron las dificultades un estímulo más en un deporte calificado como total. Es un atleta con una fortaleza no sólo física, sino anímica, y una capacidad de resistencia admirables. En cada competición pone en juego los valores que le han transformado en un campeón indiscutible. Es un verdadero modelo para los que quieren llegar a lo más alto de un deporte y un símbolo de espíritu positivo y admirable. Es un símbolo de los mejores valores del deporte"Una historia de superación

A los 11 años dejó el balón y comenzó a practicar natación, deporte en el que pronto empezó a lograr títulos regionales en las categorías inferiores. Ahí comenzó la leyenda.

En 1998 debutó en el triatlón olímpico de Castropol (Asturias), en el que, sin haber entrenado las modalidades de bicicleta y carrera a pie, quedó en segundo lugar en la categoría juvenil. Desde entonces se ha dedicado en exclusiva a esta modalidad, en la que ha cosechado numerosos éxitos, entre ellos cinco títulos mundiales y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, la primera de un español en esta disciplina.

Campeón del Mundo y Europa y único triatleta con cinco títulos mundiales, su carrera progresó rápidamente, proclamándose campeón de España de duatlón y triatlón sub 23 y campeón de Europa júnior, pese a las trabas burocráticas que tuvo que salvar tras serle detectada una cardiopatía. En 2003 participó en el Mundial sub 23 de Nueva Zelanda y su triunfo en esta cita marcó un punto de inflexión en su carrera, centrando sus esfuerzos en la preparación para los Juegos Olímpicos de Atenas.El único triatleta en sumar cinco títulos mundiales

Tras participar en la Copa del Mundo de Corea del Sur, donde fue cuarto, el Europeo de Valencia y el Mundial de Madeira, una decisión técnica lo dejó fuera de la cita olímpica. Ese mismo año obtuvo el subcampeonato de España de triatlón y el título sub 23 de duatlón y triatlón, además de estar entre los diez primeros en dos pruebas de la Copa del Mundo. En 2005 participó en el France Iron Tour, donde marcó el hito de imponerse en las seis etapas que componían la cita.

Ese fue su año más complicado. Porque su carrera podría haber acabado en 2005. Ese año, el triatleta español fue desposeído de su licencia profesional por sus problemas de corazón, ya que padecía una valvulopatía aórtica congénita que le fue detectada ocho años antes.

En 2006 cosechó numerosos títulos, el más importante, el de la Copa del Mundo, convirtiéndose en el primer español en lograrlo. Al año siguiente, mantuvo el nivel y repitió su victoria en la Copa del Mundo, además de ganar el Europeo y ser subcampeón del Mundo, con lo que finalizó el año como líder de la clasificación mundial. En 2008 se proclamó campeón del Mundo en Vancouver, quedando en cuarta posición en los Juegos Olímpicos de Pekín.

En 2009 logró el campeonato de Europa de triatlón en Holten (Países Bajos), así como el subcampeonato del Mundo. En 2010 volvió a alzarse con el oro del Mundial en Budapest, con lo que volvió a obtener, por tercera vez en su carrera, el número uno del mundo en el ranking de la Unión Internacional de Triatlón. Tras proclamarse campeón de la Copa de Europa y subcampeón del Mundo de distancia sprint en 2011, en 2012 sumó a su palmarés otro campeonato de Europa y la medalla de plata en Londres 2012, la primera de un triatleta español en unos Juegos.La medalla de oro en los JJOO, su cuenta pendiente

En 2013 se proclamó campeón de Europa de media distancia y sumó su tercer título de campeón del Mundo. La temporada 2014 ha sido su mejor año hasta el momento, logrando su cuarto Mundial, lo que entonces le convirtió, junto al británico Simon Lessing, en el triatleta con más títulos mundiales. En 2015, Noya lideró la clasificación y sumó su quinto oro mundialista, único triatleta pentacampeón mundial. En 2016 renunció a disputar el Mundial para centrar su preparación en los Juegos de Río,pero una lesión inoportuna le privó de estar presente en Río.

Días antes de la cita sufrió una fractura con desplazamiento de la cabeza del radio en el brazo izquierdo mientras entrenaba con su bicicleta en Lugo, lo que le obligó a pasar por el quirófano. España perdió de esta forma una opción clara de medalla en Río.

Entre los reconocimientos que ha recibido se encuentran el Premio Revelación de los galardones Galicia Deporte 2003, el título de Mejor triatleta nacional (2006 y 2009) y el Premio Estímulo de la Mutualidad General Deportiva (2007). En 2008 recibió la Medalla de Plata de la Real Orden del Mérito Deportivo y en 2012 fue nombrado Gallego del año por El Correo Gallego. Mejor deportista gallego de 2015, también ha sido homenajeado con la Medalla de Plata de Ferrol (2016). En esta edición concurrían un total de 20 candidaturas, procedentes de Andorra, Argentina, Estados Unidos, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Portugal, Reino Unido, Ucrania y España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios