Un clásico sudamericano con repercusión mundial

  • Brasil y Argentina reeditarán, en losoctavos de final del Mundial de baloncesto (domingo, 22,00 horasGMT+2) el gran clásico sudamericano de este deporte, dominado porlos albicelestes en las últimas grandes competiciones, y, ahora, conrepercusión mundial.

Ricardo Molinelli

Madrid, 6 sep.- Brasil y Argentina reeditarán, en losoctavos de final del Mundial de baloncesto (domingo, 22,00 horasGMT+2) el gran clásico sudamericano de este deporte, dominado porlos albicelestes en las últimas grandes competiciones, y, ahora, conrepercusión mundial.

Un clásico siempre es un partido especial, máxime si es en elMundial, y ya en octavos de final, sin red. Argentina domina en losúltimos enfrentamientos (venció a Brasil en cuartos de final de losJJ00 de Londres 2012 por 82-77), pero Brasil ha preparado el Mundiala conciencia y llega con la mejor selección de los últimos años, sinalardear de sus pretensiones pero sin negar sus aspiraciones aluchar por el podio.

Con el mismo equipo que quedó quinto en los Juegos Olímpicos deLondres 2012 más la incorporación de Nenê Hilario, Brasil quierevolver definitivamente a la elite del baloncesto internacional y suprimera fase, en el grupo A, así lo corrobora.

Una sola derrota, contra España, y un juego potente bajo los arosy rápido y eficaz en el perímetro han certificado sus aspiraciones.

Argentina ha transitado por la primera fase, en el grupo B, conmás dudas. Las ausencias de Manu Ginobili y Carlos Delfino handisminuido el potencial del equipo y dejado a Luis Scola y Andrés'Chapu' Nocioni como los únicos faros de la Albiceleste.

El cansancio acumulado tras los cinco partidos disputados en losúltimos días será otro dato a tener en cuenta y Brasil, por su mayorprofundidad de banquillo, también parece tener ventaja en esteaspecto.

Pero Argentina lleva demostrando más de una década que es unequipo que siempre va de menos a más en las grandes citas y, sobretodo, que sus jugadores saben competir, que saben adaptarse a lascircunstancias y sobreponerse a ellas.

Pero a la hora del salto inicial, todos estos considerandospasarán a un segundo plano. La rivalidad tradicional y el acierto delos jugadores será lo único que valga. Es el aquí y ahora, aderezadopor la trascendencia del partido. El ganador seguirá mirando,entonces reforzado, hacia el podio. El perdedor se marchará a casa.

. Argentina y Brasil en los campeonatos del Mundo

Año Sede Resultado

--------------------------------------------

1950 Argentina Argentina 40 - Brasil 35

1967 Uruguay Brasil 74 - Argentina 66

1998 Grecia Argentina 86 - Brasil 76

2002 EEUU Argentina 78 - Brasil 67

2010 Turquía Argentina 93 - Brasil 89.EFE.

Mostrar comentarios