Lunes, 22.07.2019 - 23:08 h
España cae por 1-2

Un polémico penalti a favor de EEUU apea a la Selección Española del Mundial 2019

España pierde en octavos y deja atrás la posibilidad de hacerse con el mundial después de un reñido encuentro con la campeona del mundo.

Selección española femenina
Un polémico penalti a favor de EEUU apea a la Selección Española del Mundial 2019 / EFE

Dos goles de penalti de Estados Unidos, uno en el minuto 7 y otro, definitivo para el desenlace final y con la revisión del VAR de la árbitra Katalin Kulcsar, en el 75, eliminaron este lunes a una competitiva selección española en los octavos de final del Mundial femenino de Francia 2019 (1-2). El equipo norteamericano jugará en cuartos de final frente a Francia.

A un cuarto de hora del final, con un 1-1 inamovible, sin demasiados apuros en su área para España, intensa, resistente y con algún acercamiento sobre la portería contraria, la colegiada señaló como penalti una acción de Virginia Torrecilla sobre Rose Lavelle. La árbitra la revisó incluso por televisión y confirmó su decisión.

Megan Rapinoe transformó la pena máxima por raso, igual que había hecho con el penalti que significó el 0-1 en el minuto 7, aunque entonces la reacción de España fue rotunda y veloz, porque, unos instantes después, empató el choque con el tercer tanto del torneo de Jenni Hermoso, que definió por encima de la portera Alyssan Naeher, y plantó cara a Estados Unidos hasta el final. 

El inicio del encuentro

España sufrió tras el pitido inicial. Las estadounidenses se parecieron poco a las del amistoso de enero en Alicante e impusieron su físico y su calidad para agobiar continuamente a las de Jorge Vilda, desarboladas y a las que se les presentó el peor panorama posible demasiado pronto.

Mapi León midió mal en una internada de Tobin Heath y la colegiada del encuentro decretó el penalti con el que Rapinoe adelantó a las de Jill Ellis a los siete minutos. El partido se ponía cuesta arriba para las españolas cuando la actual campeona cometió un error inesperado en la salida de balón. La 'eléctrica' Lucía García presionó con acierto y su robo le llegó a Jennifer Hermoso que colocó el balón con suavidad en la escuadra y lejos de Naeher.

Este tanto avivó aún más a las americanas que, bajo la batuta de Lavelle y la velocidad por la izquierda de Rapinoe, a la que Sandra Paños metió una acertada mano, desbordaron al combinado nacional que vivió momentos de agobio con muchos balones que se pasearon peligrosamente en su área.

España, pese al trivote de centrocampistas con la inclusión de Vicky Losada, no tenía su principal argumento, el balón, pero supo aguantar esta fuerte salida que se cobró como víctima a una Losada que tuvo que dejar el campo por un golpe en el ojo. Vilda apostó fuerte y no puso otra centrocampista sino que metió a Nahikari García para sacar a Hermoso del centro de la ofensiva.

El último cuarto de hora

La selección logró asentarse mucho más en el último cuarto de hora y no sólo controló mucho mejor las acciones ofensivas de su rival, sino que también amenazó, gracias al empuje principalmente de Lucía García por el costado derecho, y Naeher y la defensa estadounidense tuvieron que trabajar en un par de centros peligrosos desde el único lado desde el que crearon peligro las españolas.

Tras el descanso, Estados Unidos continuó dominando el partido, pero Sandra Paños no sufrió tanto. El físico se empezaba a notar en los dos bandos, sobre todo en el español, al que le costaba defenderse con la pelota y que parecía acusar más el desgaste y el calor. Sin embargo, mientras las de Jill Ellis buscaban el recurso del lanzamiento lejano o del balón parado, el combinado nacional necesitaba posesiones largas y una de ellas acabó con una aparición, de nuevo por la izquierda y con participación de Lucía García, de Patri Guijarro para poner un balón que se paseó por delante de la portería de Naeher.

La defensa española había conseguido controlar la línea ofensiva estadounidense formada por Morgan, Heath y Rapinoe y también que el ritmo fuese menos trepidante, lo que le ayudaba a sentirse menos incómoda. Entonces, otra acción en el área terminó con el segundo discutido penalti, que permitió a Rapinoe poner de nuevo por delante a las suyas.

Quedaban una veintena de minutos para volver a replicar a este golpe. Andrea Sánchez Falcón y Mariona Caldentey fueron las medidas de Vilda para intentar una heroica que no llegó. Estados Unidos apeló a su experiencia y su fortaleza para guardar su preciado 'botín', aunque ya sabe oficialmente que a España le falta menos para llegar a cotas mayores.

La delantera de la selección española Jennifer Hermoso ha asegurado que, pese a caer en los octavos de final del Mundial de Francia ante los Estados Unidos, el equipo puede estar "superorgulloso" de su partido: "Se ha visto el partido que hemos hecho. Nos han tenido que ganar en los penaltis, el juego ha sido muy bueno y el trabajo de todo el grupo ha sido increíble".

Ahora en Portada 

Comentarios