Vera cree que con él y Aganzo el Hércules tiene "bien cubierta" la delantera

  • Urko Vera, futbolista del Hércules, señaló hoy que el conjunto alicantino tiene bien cubierta la posición de delantero centro con su presencia y la de David Aganzo en la plantilla, si se acaba confirmando que el club no refuerza la posición en el mercado de invierno.

Alicante, 31 ene.- Urko Vera, futbolista del Hércules, señaló hoy que el conjunto alicantino tiene bien cubierta la posición de delantero centro con su presencia y la de David Aganzo en la plantilla, si se acaba confirmando que el club no refuerza la posición en el mercado de invierno.

El plazo para inscribir futbolistas termina hoy, 31 de enero, y aunque la dirección deportiva del Hércules expresó su deseo de reforzar la delantera del equipo, es casi seguro que no llegará ningún jugador más a la plantilla entrenada por Juan Carlos Mandiá.

"Si viene un delantero, bien; pero yo creo que la posición está bien cubierta", afirmó hoy Urko Vera, quien ha pasado unos días "fastidiado" después de la derrota del Hércules contra el Villarreal B (0-2), en un partido en el que gozó de varias ocasiones cuando el marcador era de empate a cero.

"No sé si tuve mala suerte o poco acierto. Pero ya ha pasado, me quedé en mi casa y no hay que darle más vuelta porque la vida sigue y esta semana hay partido contra el Cartagena", comentó el delantero vasco, aunque se mostró "fastidiado" y confiado en "aprender de ello y mirar hacia delante."

El exjugador del Athletic Club reconoció que si le da vueltas a la cabeza es porque quiere "mejorar" y porque es "delantero" y si tiene "ocho ocasiones", quiere meter "las ocho". "Además, perdimos. Si hubiéramos ganado seguramente tampoco le habría dado tantas vueltas", añadió.

Urko Vera aseguró que no siente que haya perdido una oportunidad de reivindicarse ante el técnico Juan Carlos Mandiá, pero sí se lamentó porque "hubiera cambiado el partido" para bien del Hércules. No obstante, admitió que no supo "aprovechar la ocasión" que tuvo "todo lo bien que hubiera podido".

En cualquier caso, aunque "no compensa" su ánimo, recordó que no sólo él falló ocasiones claras de gol sino que el equipo en general "no tuvo la fortuna a la hora definir".

"No tranquiliza, porque sería engañarse y se supone que las mías las tenías que haber metido, pero también las tuvieron Tote, Míchel, Carlos Calvo, hubo dos largueros... Hubo mil jugadas que hubieran cambiado el partido", recordó.

Por último, se refirió a la forma de jugar de Juan Carlos Mandiá, que suele situar los jugadores de banda del centro del campo en el lado contrario a su pierna dominante.

"Los partidos que hemos ganado se han ganado con los interiores cambiados, así que no hay nada que decir. Puede ser que a mí me beneficie que los interiores no jueguen a pierna cambiada, pero también he tenido opciones de la otra forma", concluyó.

Mostrar comentarios