Victoria 'maradoniana' de Argentina contra Tonga y billete virtual a cuartos

  • Argentina dio un paso decisivo hacia su clasificación a cuartos de final del Mundial de rugby al derrotar a Tonga por 45-16, este domingo en Leicester, ante la mirada de Diego Maradona, presente en la tribuna del King Power Stadium, en un partido de dominio albiceleste pese a un inicio renqueante.

Los Pumas, además lograron el punto de bonus ofensivo gracias a los cinco tries marcados por el fullback Joaquín Tuculet (20), el wing Juan Imhoff (22), que batió el récord, con cinco, de un argentino en la historia de los Mundiales, el apertura Nico Sánchez (64), el hooker Julián Montoya (72) y el wing Santi Cordero (80).

Sánchez, declarado mejor jugador del partido, que anotó 25 puntos, al sumar 20 con el pie, se colocó como máximo goleador del torneo con 51.

"Un día muy lindo. Son muchas cosas lindas las que pasaron, pero es momento de tener los pies sobre la tierra", señaló Sánchez, que hizo una gran labor de diez, ante la mirada de un diez legendario como Maradona.

Los Pumas, que llevan diez puntos, por seis de Tonga, deben confirmar su pase a cuartos el 11 de octubre en Leicester ante el modesto Namibia, el equipo más débil del Mundial, para confirmar su segunda plaza del Grupo C y su pase a cuartos.

Tonga, por su parte, juega el último partido contra Nueva Zelanda, ya clasificado, que lleva catorce puntos.

Pese a la victoria, Argentina pasó apuros en diversas fases del encuentro, sobre todo al principio, en que fue superado por los potentes forwards tonganos y se dejó contagiar por el desorden de su rival.

Fruto de ello, Tonga llegó a ponerse por delante en el marcador, con un try del apertura Kurt Morath (7).

Imhoff, que lleva cinco tries entre los Mundiales de rugby de 2011, donde apoyó dos, y 2015, que lleva tres, dos contra Georgia y uno frente a Tonga, se convirtió en el jugador argentino que más veces ha apoyado la pelota más allá del ingoal.

El rosarino compartía el récord argentino en los Mundiales con otros cuatro jugadores (Felipe Contepomi, Pablo Bouza, Ignacio Corleto y Martín Gaitán).

Los Pumas se vieron superados una y otra vez por los forwards rivales al inicio del encuentro, y solo la efectividad de los tackles de los hombres de Daniel Hourcade impidió una desventaja mayor, ante unos jugadores rivales que encontraban huecos.

"Queremos jugar bien y ganar de mejor forma. No estamos muy contentos. La defensa no hizo lo que venía haciendo. Fue un día en que esperamos demasiado a un equipo que juega físicamente y fue un error", explicó el técnico Hourcade.

Tras veinte primeros minutos de desconcierto, Argentina despertó con dos tries casi seguidos del fullback Joaquín Tuculet (20) y de Juan Imhoff (22).

La efectividad del apertura Nicolás Sánchez con los pies, permitió los Pumas irse al descanso con ventaja de 20-13 a pesar de muchas imprecisiones en los pases que pudieron haberle permitido irse con una ventaja mayor.

Tonga llevó algo de incertidumbre al segundo tiempo con un try del pilar Soane Tonga'uiha, a falta de dos minutos del descanso, pero el apertura Morath no tenía su día, ya que falló las dos conversiones.

Morath siguió fallón en el segundo tiempo, y tras anotar un penal (42), falló otros dos en los primeros minutos, con un equipo argentino indisciplinado.

Esos tres puntos de Morath en un mejor segundo tiempo de Argentina en defensa fueron los únicos logrados por Tonga tras el descanso.

"Tras el descaso queríamos lograr puntos, y teníamos el impuslo necesario, pero fallamos mucho con el pie", dijo el técnico de Tonga, Manakaetau Otai.

Argentina sumó tres tries en ese segundo tiempo para un entusiasta Maradona que celebraba cada acción con vehemencia y que prometió en el vestuario a los jugadores que volverá en semifinales si llegan los Pumas.

psr/dr

Mostrar comentarios