Lunes, 21.10.2019 - 05:49 h
Fue constituida en Madeira

Alonso finiquitó en 2018 la sociedad por la que afronta dos años y medio de cárcel

El futbolista cerró Kardzali, que gestionaba sus derechos, el pasado año, cuando convirtió la S.L. portuguesa en una firma guipuzcoana.

Xabi Alonso completa un partidillo antes del amistoso con el PSG
Xabi Alonso en una imagen de archivo / EFE

La Audiencia Provincial de Madrid inició este miércoles el juicio contra Xabi Alonso, actual entrenador del equipo juvenil de la Real Sociedad, de su asesor fiscal, el abogado Iván Zaldúa, y de Ignasi Maestre, el que fuera administrador de la sociedad Kardzali S.L., que adquirió los derechos de imagen del jugador. Una entidad que fue constituida en Madeira, Portugal, y que el jugador nacionalizó en enero de 2018, consciente de su error y ya con la causa abierta, para extinguirla tres meses después. 

Alonso, junto con sus asesores, se enfrenta a una petición de la Fiscalía de dos años y medio de prisión por tres supuestos delitos contra Hacienda en los ejercicios fiscales de 2010, 2011 y 2012, -años en los que jugaba en el Real Madrid-, así como a una multa de cuatro millones de euros y una indemnización conjunta a Hacienda de algo más de dos millones por el perjuicio a la Administración Tributaria. El caso fue archivado inicialmente, pero la Audiencia de Madrid ordenó su reapertura para que Alonso fuese juzgado por tres delitos fiscales relacionados con sus derechos de imagen​.

El futbolista ha declarado que cuando jugaba en el Liverpool recibió, en 2009, una oferta para fichar por el Real Madrid. En ese momento su asesor fiscal, Iván Zaldúa, le propuso constituir una sociedad para la explotación de los derechos de imagen. En su declaración, Alonso ha contado que percibió cinco millones de euros por la cesión de los derechos de imagen a dicha sociedad, Kardzali, en un contrato firmado el 1 de agosto de 2009, cuando aún era residente en el Reino Unido y no en España, y que no participó en ninguna negociación sino que se limitaba a dar el consentimiento para su participación en campañas publicitarias.

Un inspectora de Hacienda ha declarado como perito que "el contrato de cesión de derechos de imagen de Xabi Alonso a Kardzali fue simulado y solo fue realizado para evitar el pago de impuestos por los ingresos generados" por los mismos a la Hacienda española. La acusación detalla pagos en Madeira de Adidas, Gillette, El Corte Inglés, el Real Madrid, La Gula del Norte, Yamaha, Hugo Boss y Movistar, entre otros. 

De Madeira a San Sebastián

La sociedad Kardzali aparece actualmente en el registro mercantil español como finiquitada en junio de 2018 y Alonso figura como el único accionista. En sus tres meses de vida como sociedad española se fusionó con Tasaro XXI SL, una entidad vasca que tiene a día de hoy un embargo pendiente con Hacienda que no llega a 400 euros.

Y es que la nacionalidad de Kardzali ha sido uno de los puntos candentes del juicio, ya que la Agencia Tributaria envió el caso a la Fiscalía en 2015 al considerar que Alonso había defraudado con sus derechos de imagen al utilizar una sociedad en Madeira (Portugal) fuera del control de Hacienda. Precisamete el primer juez instructor archivó la causa porque consideró que Madeira no era un paraíso fiscal sino parte de la Unión Europea. Según Hacienda, Alonso defraudó 2,49 millones, lo que habría tenido que tributar por IRPF de haberlo cobrado en España y no a través de la sociedad entonces radicada en Madeira. 

Ante el juez, Alonso ha defendido en todo momento la transparencia del proceso. Actualmente, el entrenador no tiene ninguna otra sociedad vigente en España -ni siquiera una de promoción inmobiliaria para administrar las propiedades que posee junto con su mujer, Nagore Aramburu-. Sus propiedades en Madrid y en San Sebastián figuran en gananciales a nombre de la pareja.

El resto, a su nombre y al de su mujer

Una de ellas, a un paso de la playa de la Concha, fue precisamente la sede social de Kardzali en su corta 'vida española'. Un piso situado en la Avenida Tolosa, de 227 metros útiles y que compró en 2010. En San Sebastián, ciudad en la que reside desde su vuelta de Londres, mantiene una segunda propiedad de menor tamaño en Camino de Izaburu, también con una localización inmejorable y que adquirió en 2002. 

La pareja posee una gran propiedad en la capital de España: su chalet en El Viso a un paso del Santiago Bernabéu. Un impresionante unifamiliar de cinco plantas,  1.116,19 metros construidos, siete dormitorios, piscina y 225 metros de jardín en una de las colonias históricas más exclusivas de la capital. La propiedad fue adquirida por la pareja en 2007, rondaría en precio de mercado los 8 millones de euros y no tiene carga hipotecaria alguna.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios