Miércoles, 16.10.2019 - 22:38 h

Decenas de personas se concentran en Sevilla, Málaga y Granada contra la guerra de Siria

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la organización que, bajo el lema 'Siria. No a la guerra', han convocado a partir de las 18,30 horas movilizaciones en la Plaza Nueva de Sevilla, la Plaza de la Marina en Málaga y en la Fuente de las Batallas en Granada. Estas concentraciones se han celebrado también en otras ciudades como Gijón, Valencia, Menorca, Zaragoza, Toledo, Salamanca, Tenerife, Ávila o A Coruña.

En el manifiesto leído durante los actos, que ha sido consensuado entre todos los organizadores de las 30 ciudades participantes, indican que "no están dispuestos a mirar hacia otro lado ante lo que está ocurriendo y por eso hoy se han congregado simultáneamente en las principales plazas de las ciudades para unir sus voces a un solo grito: No a la guerra".

"Siria sufre desde hace más de 5 años una cruel guerra en la que han muerto más de 470.000 personas y que ha causado más de 11 millones de personas desplazadas y refugiadas en el interior del país, en los países vecinos y miles de muertes en el Mar Mediterráneo", señalan en el manifiesto.

Además, indican que la guerra en Siria ha provocado una de las mayores crisis humanitarias, la mayor después de La II Guerra Mundial, de tal manera que tanto organismos internacionales como ONG y personas voluntarias "han condenado la escasa implicación de Europa en las ayudas, las devoluciones en las fronteras terrestres y marítimas, el lento acceso a procedimientos de asilo y las inadecuadas condiciones para la acogida".

Igualmente, en el mismo se afirma que "cualquier solución debe pasar por el respeto de los derechos y libertades de los diversos pueblos y habitantes de la región", toda vez que "expresan su solidaridad con el pueblo de Siria y la voluntad de presionar para que se produzca una salida de la guerra a través del diálogo, empezando por un alto el fuego real que sea respetado para que se detengan las matanzas en las ciudades sitiadas donde malviven actualmente más de 970.000 personas".

También condenan "la dramática situación que se vive a día de hoy en Aleppo, donde solo resisten 200.000 habitantes y no queda ningún hospital en pie", y manifiestan que "no puede haber ninguna razón o justificación por parte de ninguno de los bandos armados, ninguna explicación o excusa, para el fin de los bombardeos a instalaciones médicas y a otras infraestructuras civiles, ni para impedir la llegada de ayuda, medicinas y alimentos a la población civil".

Del mismo modo, denuncian "el suministro de armas a la zona, en el que está implicada España, que sólo alarga el conflicto y aumenta el sufrimiento de la población" y dicen que "las potencias que aportan armas son cómplices de la matanza".

Por todo ello, dichas organizaciones manifiestan su solidaridad con los civiles de Siria, atendiendo a su diversidad de pueblos y religiones; rechazan el uso interesado del conflicto sirio para intentar justificar xenófobas en España y en el resto de Europa; exigen un cambio fundamental en las políticas del Estado español y de la UE en cuanto a las personas refugiadas y piden que se cumplan el derecho internacional, los derechos humanos, y las recomendaciones de las agencias competentes de la ONU, "denunciando el acuerdo de la vergüenza entre la UE y Turquía".

Asimismo, consideran que "hay que cambiar las políticas de asilo, de atención a la población refugiada, y de rescate marítimo", instan a la "Europa Fortaleza a que en lugar de enviar buques de guerra de la OTAN al Egeo de más de cinco metros de altura con los que no va a realizar ningún rescate en el mar, destine recursos del gasto militar para políticas civiles de acogida", y exigen "un alto al fuego inmediato en Siria y el establecimiento de corredores humanitarios supervisados por organismos civiles internacionales independientes para ayudar a las poblaciones sitiadas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios