Sábado, 15.06.2019 - 23:13 h

EEUU: Leyes de armas más estrictas se vinculan a baja de homicidios

Leyes más estrictas para controlar la circulación de armas de fuego están relacionadas con una reducción de los homicidios en Estados Unidos, concluye un análisis de más de 30 estudios publicados desde 1970 sobre este polémico asunto.

"Hemos comprobado que leyes más estrictas en la regulación de las armas de fuego en los estados (de Estados Unidos) coinciden con una reducción en los homicidios por este tipo de armas", señaló Lois Lee, médica del Hospital Infantil de Boston (Massachusetts) y profesora de la Facultad de Medicina de Harvard.

Lee es la autora principal del trabajo divulgado el lunes en la revista Journal of American Medical Association (JAMA), que publicó una serie de estudios sobre el tema de las armas de fuego, objeto de un fuerte debate en el país donde el poderoso grupo de presión Asociación Nacional del Rifle se opone a cualquier regulación obligatoria en nombre del derecho constitucional de los ciudadanos a estar armados.

"Las leyes que tendrían la mayor incidencia parecen ser aquéllas que mejoran el control de los antecedentes penales de un comprador potencial y que exigen un permiso para comprar un arma de fuego", dijo la doctora Lee.

Además del impacto de estas dos medidas, muchos de estos 34 estudios también han examinado el efecto de otras regulaciones sobre armas de fuego, como las medidas contra el tráfico o las que buscan restringir la posesión de armas en lugares públicos, mejorar la seguridad para los niños o incluso prohibir la venta de armas de asalto.

Pero estas últimas leyes o regulaciones no parecen tener efectos claros en las tasas de homicidio, concluyen los autores.

De acuerdo con las estadísticas del Departamento de Justicia de Estados Unidos, un promedio de 11.385 personas han muerto cada año en Estados Unidos por armas de fuego entre 2001 y 2011, sin contar los suicidios.

En 2015 hubo 372 tiroteos masivos en el país que dejaron 475 muertos y 1.870 heridos.

Los autores señalan, no obstante, que muchos de estos estudios no han medido el impacto de varias leyes en períodos suficientemente largos como para poder apreciar el impacto total.

A pesar de estas limitaciones, los resultados de este análisis confirman los de un estudio realizado en 2013 por los mismos investigadores, según el cual los estados que tienen las leyes más estrictas sobre armas de fuego registraron los descensos más fuertes de muertes por armas de fuego, fuera homicidio o suicidio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios