Lunes, 23.10.2017 - 06:40 h

MSF reinicia sus operaciones en Aburoc, suspendidas la semana pasada por los combates en la zona

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) ha anunciado este miércoles el reinicio de sus operaciones en el área sursudanesa de Aburoc, en el estado de Alto Nilo, suspendidas la semana pasada por los combates en la zona.

El jefe de la misión de MSF, Jaume Rado, ha indicado en declaraciones a la emisora local Eye Radio que los civiles que huyeron de Aburoc han comenzado a regresar tras mejorar la situación de seguridad.

"Ayer (por el martes), logramos enviar de vuelta a nuestro equipo de personal internacional", ha dicho. "Ahora tenemos a todo el equipo de vuelta en Aburoc", ha agregado.

Sin embargo, Rado ha recalcado que la situación que atraviesan los desplazados es dura, apuntando a la falta de agua potable, comida y otros suministros básicos.

Sudán del Sur se independizó de Sudán en 2011, pero se sumió en una guerra civil en 2013, cuando el presidente, Salva Kiir, destituyó a Riek Machar, actual líder rebelde que en aquel momento ejercía de vicepresidente en el marco de un gobierno de consenso.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.

La semana pasada, el jefe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), David Shearer, cifró en cerca de cuatro millones el número de personas desplazadas en el país a causa del conflicto.

Shearer ha afirmado que, hasta mediados de 2017, 1,9 millones de personas se han visto desplazadas internamente y otros dos millones han huido a países vecinos, agregando que 7,6 millones de personas necesitan además ayuda urgente.

Ahora en portada

Comentarios